La cantante Adele, tras tener  que cancelar varios  conciertos por su enfermedad, finalmente ha sido intervenida aquejada de una hemorragia producida por pólipos benignos en sus cuerdas vocales.

El doctor Steven Zeitels, un especialista en laringología que trató de un problema similar al vocalista de Aerosmith, Steven Tyler, en 2006  ha sido el encargado de realizar dicha operación.

En Internet saltó la noticia de que la enfermedad de Adele era en verdad un cáncer de garganta pero su representante rápidamente desmintió la información.

Ahora solo queda esperar una vez sabiendo que la intervención ha salido bien, el tiempo de recuperación y en cuanto tiempo volverá a los escenarios.