Alba Reche gana la quinta gala de La Mejor Canción Jamás Cantada gracias a La Flaca.

El show musical que presenta Roberto Leal nos llevó anoche a los años 90, con una selección de temas entre los que se encontraba el Corazón Partío, Solo se vive una vez, Chiquilla, La Macarena, No me importa nada o La Flaca entre otras propuestas. Finalmente Alba Reche se impuso con el 59% de los votos del público. Podéis ver la actuación ganadora aquí.

La artista valenciana, que se suma a otros ganadores como Alfred García, Marta Sango y Melody, confesó que ya ha comenzado las sesiones de composición para su primer disco, aunque aun le queda mucho trabajo por delante.

La noche estuvo marcada por la presencia de Antonio Resines en el jurado (al que todo le encantó) y la llegada al plató de Ana Obregón, un verdadero terremoto. Juntos hablaron de las series y los concursos que marcaron los 90. Otra de las anecdotas de la gala fue descubrir cuanta gente cabe en un Seat Panda.

Ricky Merino por fin pudo interpretar un tema de las Spice Girls en el mismo plató que le dio fama. Y por si fuera poco, regresaron Los Del Río para escuchar una nueva versión de su canción estrella y vimos varios cortes con recuerdos de los años 90, como este:

La próxima semana viajaremos a los años 70 de la mano de artistas como Las Ketchup, David Civera, Carlos Right, Edu Soto, Natalia y Efecto Pasillo.  Como el programa tanto se acuerda de recordar, en La Mejor Canción Jamás Cantada compiten las canciones y no los interpretes, aunque las votaciones suelen estar motivadas por un fuerte componente nostálgico, como demuestra el hecho de que tres de los cinco elegidos para la final hayan salido de Operación Triunfo.

Como no podía faltar, el divulgador musical Jaime Altozano desgranó las características de la música de los 90 con uno de sus análisis.