Título: Assassin’s Creed Odyssey. Género: Aventura. Plataformas: PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch (versión en la nube solo en Japón). Fecha de salida: 2 de octubre con Acceso anticipado/ 5 de octubre de 2018.

Ubisoft recupera los cambios introducidos en Assassin’s Creed Origins para ofrecer una aventura aun más grande, que se aleja de los escenarios desérticos y desolados de Egipto para emprender un viaje a la antigua Grecia, de cuyo esplendor seremos testigos. Sin embargo, Assassin’s Creed Origins es un referente constante y lo nombraremos a menudo durante nuestro análisis.

La historia de Assassins creed Odyssey nos presenta a dos hermanos, Alexios y Kassandra, cuya infancia en Esparta se verá truncada por una traición que acabará en tragedia. Separados a muy corta edad, sus caminos volverán a cruzarse y descubrirán quien manejaba los hilos de su destino.

Por primera vez en la saga podemos escoger el sexo de nuestro protagonista, tomar decisiones que cambian el curso de la historia e incluso tener relaciones sexuales con hombres y mujeres.

La libertad de movimientos cobra especial importancia gracias a la Adrastea, el barco que nos permitirá viajar entre islas, y gozar de la belleza griega en plena Guerra del Peloponeso con Atenienses y Espartanos enfrentados a muerte.

Gráficos:

Assassin’s Creed Odyssey ofrece un acabado visual sencillamente espectacular. Y no será raro parar la acción cada dos por tres para usar su modo foto (muy rápido y accesible) y capturar sus bellos paisajes, con una naturaleza desbordante en la que veremos templos y tumbas, barcos y toda clase de criaturas.

Como ocurrió en anteriores entregas, la fauna tiene una importancia capital en Assassin’s Creed Odyssey, aunque la caza se ha simplificado respecto a Origins al no distinguir su piel y llamarse siempre cuero blando. Al correr por el monte nos toparemos con cabras, ciervos o jabalís, veremos osos, hienas y leones en cuevas y delfines ballenas o tiburones en sus aguas.

Por desgracia, el juego arrastra una enorme lista de errores y bugs, ralentizaciones en algunas zonas y tiempos de carga algo más largos de lo que nos gustaría.

Sonido:

Ubisoft sigue siendo un referente en el doblaje al castellano de sus grandes producciones y Assassin’s Creed Odyssey no es la excepción. El reparto de voces no tiene nada que envidiar a una película y desprende una calidad enorme.

Solo encontramos algunos errores al jugar con Alexios y es que en el barco, Barnabas se refiere a nosotros en femenino, por que el juego está hecho para jugar con Kassandra. De este modo oiremos expresiones como “La comandante abandona el mando” o ” la portadora del águila”. Por supuesto, podemos jugar en versión original con textos en español.

Los efectos de sonido siguen ofreciendo una inmersión gigantesca, con un catálogo muy amplio. Por otro lado, la banda sonora incluye algunas melodías épicas que estaremos tarareando durante nuestra aventura, como las canciones de los marineros en la Adrastea (ote pio, ote pio) o el tema que suena al ver el mapa y el inventario.

Controles:

Assassin’s Creed Odyssey recupera los cambios de Origins con un combate más desarrollado como un RPG y un sistema de niveles que nos permitirá ir mejorando nuestras habilidades, con la lanza de Leonidas como principal novedad. Tanto Alexios como Kassandra podrán correr, nadar, escalar, bucear y montar a caballo.

Aunque el control y los movimientos tienen AC: Origins como referente, hay nuevos combos a destacar como la patada espartana y la posibilidad de arrancar el escudo al enemigo, sin olvidar la posibilidad de envenenar nuestra hoja, prender fuego a los enemigos o lanzar la lanza de Leonidas.

Si en Origins nuestra amiga alada Senu vigilaba los cielos, aquí lo hará Ícaro, con un manejo calcado y que nos permitirá reconocer enemigos, armas y objetos especiales. Si la usamos y activamos el modo foto, obtendremos aun más libertad para capturar los momentos más espectaculares del juego.

Diversión y Duración:

Hemos completado Assassin’s Creed Odyssey al 100% (con el trofeo de platino incluido) en 103 horas, lo que demuestra que es la entrega más larga de la saga. A las misiones principales y secundarias hay que añadir las ubicaciones submarinas, las misiones de conquista (por tierra y mar) los campamentos, las fortalezas, las cuevas, las tumbas y las misiones diarias.

Como viene siendo habitual en la franquicia, haremos misiones para personajes históricos como Hipocrates, Pitágoras, Heródoto (considerado el primer historiador) y Pericles entre otros muchos.

En Assassin’s Creed Odyssey si nuestras acciones llaman la atención, nos empezarán a perseguir mercenarios. Podemos pagar un precio para que dejen de seguirnos, matar al mercenario o buscar al individuo que ha puesto precio a nuestra cabeza y silenciarlo.

La trama gira en torno a la búsqueda del Culto de Kosmos, algo así como el germen del que nacerán los templarios. De este modo, tendremos que ir siguiendo pistas para desvelar la identidad de cada miembro y quitarlo de en medio. Esta siniestra organización está liderada por Deimos, cuya verdadera identidad descubriremos durante nuestra aventura.

Tras rescatar a Barnabas en Cefalonia, conseguiremos el barco. Mejorar la Adrastea al máximo será esencial si queremos sobrevivir en el mar. Es recomendable gastar los recursos primero en el barco y una vez estemos en nivel 50, usar nuestros dracmas en mejorar armaduras y armas, así como poner grabados, que añaden nuevas propiedades.

Si en Assassin’s Creed Origins había que reunir hierro, piedra, madera, pieles, o bronce para mejorar nuestro equipo, en Assassins Creed Odysseytendremos que recolectar cuero blando, madera, hierro, obsidiana, piedras preciosas y tablillas antiguas. Al reunir mineral de oricalco podremos adquirir objetos especiales en la tienda Oikos Olímpica que regenta Sargón.

Entre las novedades de exploración destacan las misiones especiales y la posibilidad de enfrentarnos a criaturas míticas como el Cíclope, el Minotauro, la Esfinge (con sus ingeniosos acertijos) y la Medusa. La Primera Civilización hace acto de aparición y la trama del presente es un poco más amplia que en entregas anteriores.

Como muestra de su gran variedad, hay que añadir que en el prologo de Assassin’s Creed Odyssey podremos participar en la Batalla de las Termópilas encarnando a Leonidas (con la voz del doblador de Gerard Butler en 300) y durante nuestro viaje, participar en las Olimpiadas, visitar la Atlántida, luchar en la Arena, abordar embarcaciones, atravesar un volcán, domar lobos y osos, nadar entre tiburones y atravesar un famoso laberinto en busca de una bestia mitad hombre y mitad toro.

Veredicto:

Assassin’s Creed Odyssey es la aventura más grande y variada de toda la saga. Cuenta con un apartado sonoro de lujo y la posibilidad de escoger protagonista, tener romances, navegar, bucear y descubrir mundo a bordo de la Adrastea. Sin embargo, la IA sigue siendo algo deficiente y los errores gráficos muy abundantes.

Lo Mejor:

+ La gran libertad: Elije el sexo del protagonista, toma decisiones vitales, ten romances con hombres y mujeres y navega mientras te asombras con la antigua Grecia.

+ La historia, con nuevos detalles de la Primera Civilización, más escenas en el presente y por primera vez en la saga, distintos finales.

+ La lanza de Leonidas y los nuevos movimientos. El mapa más grande de toda la saga.

+ El doblaje al español y su banda sonora.

Lo Peor:

– Los tiempos de carga (incluso en medio del juego) y las ralentizaciones. Los bugs y errores.

– Algunos problemas con los NPC, incluyendo personajes que no se suben al caballo cuando deben, que se quedan atascados o realizan movimientos raros durante las escenas de vídeo.