Tìtulo: Crash Bandicoot N. Sane Trilogy. Género: Aventura. Plataformas: PS4. Fecha de salida: 30 de junio de 2017.

Vicarious Visions ha desarrollado Crash Bandicoot N. Sane Trilogy basándose en la trilogía de juegos que Naughty Dog lanzó en la primera PlayStation hace más de 20 años.  El trabajo de remasterización de los tres juegos ha sido impresionante y es que se ha logrado una gran fidelidad.

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy incluye tres juegos (cada uno con su trofeo de platino) y un nuevo doblaje al español. Se trata de Crash Bandicoot, la  secuela Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back y el cierre de la trilogía con Crash Bandicoot 3: Warped.

Un experimento fallido del Doctor Neo Cortex da como resultado un marsupial bautizado como Crash Bandicoot. Cuando su hermana Coco está en peligro, Crash no duda ni un segundo en ir a buscarla y frustrar los planes de Cortex una y otra vez.

Gráficos:

El acabado visual de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy mejora con cada juego. Los escenarios se van haciendo cada vez más realistas y detallados y la sensación de estar recorriendo un pasillo va desapareciendo. En el primer Crash Bandicoot nos ha gustado mucho el menú de selección de niveles, que cambia por completo en el segundo, haciéndose mas engorroso y se simplifica en el tercero. No cabe duda de que Crash Bandicoot N.Sane Trilogy entra por los ojos desde el primer minuto.

Vicarious Visions ha logrado generar brillantes efectos de luz y texturas muy cuidadas, con una sobresaliente recreación del agua y un diseño de enemigos calcado a los juegos originales. Las animaciones son cada vez mas variadas y naturales según vamos cambiando de entrega. Si no tocamos el mando, Crash se calentará las manos o sacará un yo-yo, lanzará fruta, se pondrá a temblar, hará break dance o se cruzará de brazos.

Sonido:

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy nos llega con un nuevo doblaje al castellano que le sienta de maravilla al juego. La historia va cobrando mayor importancia con cada entrega, hasta llegar a Crash Bandicoot 3, con muchos mas diálogos. Los efectos sonoros son muy variados mientras que la banda sonora acompaña la acción en todo momento. Son las mismas melodías de los juegos originales, que han sido grabadas de nuevo.

Controles:

El manejo de Crash Bandicoot es muy sencillo ya que en principio solo podemos correr, romper cajas y saltar, para derribar enemigos o evitar obstáculos. El clásico movimiento de remolino está presente en todos los juegos. Ahora podemos alternar entre Crash y Coco en cualquier momento. Una de las grandes virtudes de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy es que cada juego es un mundo aparte, con nuevas opciones de control. El primer Crash Bandicoot es el más complejo y repetitivo y solo controlamos a un cerdo.

En Crash Bandicoot 2 podremos montar en una cría de oso polar, así como agacharnos y deslizarnos, lo que ofrece nuevas mecánicas, muy útiles a la hora de huir de mama osa o evitar un enjambre. Para evitar a las abejas, nos metemos bajo tierra. El problema es que algunas de las ideas más originales, como manejar un patín sobre el agua o una mochila a reacción, ofrecen un control tosco y poco depurado.

En Crash Bandicoot 3 el control ha mejorado bastante. Esta entrega se desarrolla entre viajes en el tiempo, lo que nos permite bucear (y usar un mini submarino que dispara), participar en varias carreras conduciendo una motocicleta, surcar las nubes en avión, controlar una moto acuatica, montar en tigre y en dinosaurio. Tras cada jefe obtenemos nuevos poderes, como el doble salto, giros más rápidos o el bazooka, que cambia por completo la forma de jugar. Es la entrega mas variada. Se podría decir que no hay cinco minutos iguales.

Por otro lado y como ocurría en los juegos originales, la cámara no se puede mover a voluntad y eso genera un sin fin de situaciones en los que la perspectiva es nuestra mayor enemiga.

Diversión y Duración:

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy consta de tres juegos con más de 100 niveles. Completar cada aventura puede llevarnos unas 10 horas (dependiendo de nuestra pericia) pero todos los juegos están llenos de secretos. Podemos repetir todos los niveles para desbloquear reliquias, superar las contra reloj, encontrar las gemas especiales, atravesar las zonas de bonificación y completar las rutas de la muerte.

Cada juego tiene su propia personalidad, con nuevas mecánicas y detalles hechos para ampliar la experiencia aunque todos tienen algo en común. Hablamos de un nivel de dificultad muy alto, que hace que superar Crash Bandicoot N. Sane Trilogy sea verdaderamente desafiante. El primer Crash Bandicoot es el más difícil de todos y es que la dificultad se suaviza un poco en las otras dos entregas.

El sistema de vidas nos obliga a repetir los primeros niveles una y otra vez para acumular vidas y poder afrontar los niveles mas difíciles y es que cada vez son mas largos y morir en medio de una fase y quedarnos sin vidas significa tener que hacerlo todo de nuevo. El juego trata de ponerle remedio a la situación regalando máscaras Aku Aku o añadiendo puntos de control adicionales cuando hemos muerto muchas veces, pero eso no es suficiente.

Y es que Crash Bandicoot N. Sane Trilogy es más dificil que los originales. Vicarious Visions no ha usado el código de los clásicos, solo ha copiado los escenarios y enemigos. Tanto las físicas como los controles son nuevos y eso explica que no estén tan bien ajustados. Por desgracia, la gran mayoría de compradores no logrará acabar ni el primer juego.

Veredicto:

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy nos trae de vuelta al famoso marsupial con un pack a precio reducido que incluye sus tres primeros juegos remasterizados. Cada entrega es más completa, variada y divertida que la anterior, aunque todas comparten un nivel de dificultad muy elevado, que puede arruinar la diversión.

Lo Mejor:

+ Tres clásicos remasterizados con más de 100 niveles.

+ Su acabado visual. Lleno de secretos. Muy adictivo.

+  Poder alternar entre Crash y Coco. El nuevo doblaje.

+ Crash Bandicoot 3, el más accesible, variado y divertido de todos.

Lo Peor:

– La cámara. El control es poco preciso.

– Bastante más difícil que los originales.

– Sin extras. Los tiempos de carga. Puede hacerse repetitivo.