Análisis – Immortal: Fenix Rising

Título: Immortal: Fenix Rising. Género: Aventura. Plataformas: PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X, Google Stadia, Nintendo Switch y PC. Fecha de salida: 3 de diciembre de 2020. Audio: Voces y textos en español.

Anunciado como Gods & Monsters, Ubisoft se vio obligada a cambiar el nombre por Immortal: Fenix Rising tras un conflicto legal con la marca de bebidas Monster Energy. Curiosidades a un lado, nos encontramos con un título sobresaliente, que demuestra el buen hacer de la compañía francesa y el nacimiento de una nueva franquicia.

En Immortal: Fenix Rising encarnamos a un héroe, hombre o mujer según nuestra elección, que se convertirá en la última esperanza de los dioses del Olimpo en la isla Aurea.

El narrador de esta historia será Prometeo, que se vio encadenado por Zeus al entregar el fuego a los hombres. El padre de los dioses le hace una visita y Prometeo le cuenta la historia de Fenix. Así comienza nuestra aventura.

El malvado Tifón ha robado la esencia vital de Afrodita, Ares, Atenea y Hefesto. Nuestra mision será recuperarlas mientras nos enfrentamos a toda clase de criaturas mitológicas y hacemos frente a una gran variedad de enigmas, puzles y rompecabezas. Todo ello enmarcado en un enorme mundo abierto repleto de posibilidades.

Gráficos:

Hemos analizado el juego en su versión de PS5 y la verdad es que se ve de lujo. El acabado visual es bastante notable aunque lo verdaderamente destacable es su diseño artistico. Enormes palacios, preciosos campos llenos de flores, paisajes nevados y monstruos con mucha personalidad.

El juego mezcla escenas de vídeo con el motor gráfico y secuencias animadas, que nos han resultado algo pobres. Hay una gran cantidad de escenarios distintos, con ciclos de día y noche que podemos alterar meditando. Por otra parte, los tiempos de carga son muy escasos y no hemos detectado bugs de ningún tipo.

Sonido:

Immortal Fenix Rising nos llega completamente en español y nos da la opción a cambiar el audio o los textos a otros idiomas. Los efectos de sonido son muy variados mientras que la banda sonora ofrece melodías épicas que le sientan de maravilla al conjunto.

Controles:

Manejar a Fenix será muy sencillo. Nuestro héroe podrá correr, saltar, nadar, bucear y planear con las alas de Dédalo. Además nos esperan un total de 26 monturas que tendremos que localizar y domar acercándonos a cada una con cuidado, pudiendo llamarla en cualquier momento. Desde caballos y ciervos hasta una cebra o un unicornio.

Por supuesto podremos agarrar y empujar objetos, cortar arboles, escalar casi cualquier superficie (exceptuando las cámaras del Tártaro) y recoger objetos que nos permitirán mejorar nuestra barra de vida (ambrosía) o la resistencia (rayos de Zeus) y eso sin olvidar nuestro equipo (armaduras y yelmos) o nuestro compañero alado Heósforo.

El combate es muy satisfactorio y según vayamos progresando en la aventura lo será aun más. A los poderes divinos hay que sumar la gran variedad de habilidades distintas, la posibilidad de realizar ataques furtivos usando el sigilo o encadenar combos en combates por tierra o aire.

Además de la espada y el hacha contaremos con un arco, que será vital en nuestra aventura. El uso de la flecha de Apolo (que podemos controlar gastando resistencia) será constante y nos ayudará a matar monstruos sin nisiquiera acercarnos o a resolver puzles. Su manejo nos ha resultado muy satisfactorio y por supuesto es heredera de la flecha depredadora de Assassin’s Creed Origins.

Por otro lado hay que agradecer la gran cantidad de opciones para personalizar nuestra experiencia, incluyendo la posibilidad de activar o desactivar ayudas para el combate, la exploración y la resolución de puzles.

Diversión y Duración:

La trama principal de Immortal: Fenix Rising puede terminarse en unas 30 horas. Sin embargo, necesitaremos más del doble para completar el juego al 100%.

Además de la historia nos aguardan las misiones de los dioses, la busqueda de tesoros y una gran cantidad de desafíos, incluyendo los de frescos, constelaciones, los de Odiseo y los de itinerario. También tendremos que dar caza a los lugartenientes, matar a criaturas míticas como la Hidra o Cerbero, completar las tareas de Hermes y mejorar nuestro equipo al máximo.

Veredicto:

Immortal: Fenix Rising es una de las mejores aventuras de Ubisoft de los últimos años. Bebe de la mitología griega pero sabe poner su sello personal, arrancarnos más de una sonrisa y mantenernos pegados al mando durante horas. Muy recomendable.

Lo Mejor:

+ La historia y su sentido del humor.

+ Adictivo, variado y muy accesible.

+ Su diseño artístico y la posibilidad de volar.

+ La gran variedad de escenarios, enemigos, poderes, armaduras y armas.

+ El combate. Completamente en español.

Lo Peor:

– Las secuencias de vídeo animadas son algo pobres. La dificultad de algunos puzles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

`