Título: Marvel vs. Capcom Infinite. Género: Lucha. Plataformas: PS4, Xbox One y PC. Fecha de salida: 19 de septiembre de 2017.

Los universos de Marvel y Capcom chocan de nuevo cuando Ultrón y Sigma unen fuerzas para reunir las gemas del infinito. Quien consiga reunir las seis gemas podrá obtner el control de la mente, la realidad, el tiempo, el espacio, el poder y el alma.

Tras fusionarse, nace un nuevo enemigo conocido como Ultron Sigma, que ya posee las gemas del espacio y la realidad. Por eso los héroes de ambos mundos luchan codo con codo para recuperar las gemas restantes antes de que el virus con el que Ultron Sigma está infectando la Tierra, se extienda por todas partes. Y eso supondrá aliarse con un enemigo mortal y luchar contra un simbionte gigante que ha consumido un millón de almas:

Gráficos:

Marvel vs. Capcom Infinite ofrece un acabad visual notable, que brilla con luz propia con los poderes de cada personaje. Los efectos de luz, la magia o los explosivos combos lo convierten en un espectáculo de fuegos artificiales que solo termina cuando uno de los dos luchadores cae derrotado.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. El diseño de los escenarios ha perdido la chispa de otras entregas y es un conjunto de niveles sin ninguna personalidad. La recreación de algunos luchadores es bastante mala, como pasa con el nuevo rostro de Frank West y el juego acumula muchos tiempos de carga.

Sonido:

Marvel vs. Capcom Infinite nos llega en ingles con textos en español. Aunque se ha decido mantener muchas palabras en ingles, algo que no nos ha gustado.

Aunque son expresiones conocidas, poner en grande palabras como Winner y Congratulations o en el menú Rematch para volver a jugar, nos parece una decisión muy vaga, aunque esa es la sensación que desprende todo el juego. Como de estar con prisas y sin ganas. Los efectos de sonido cumplen con su cometido, como la banda sonora, que resulta muy molesta en el menú principal.

Controles:

Capcom ha mantenido el sistema habitual en la franquicia, sencillo de manejar y complejo de dominar. Por supuesto depende de que estilo de lucha nos interese mas y en ese sentido da gusto tener 30 personajes para elegir. El mayor cambio ha sido pasar de combates de tres contra tres para ser de dos contra dos. Se rebaja bastante el nivel de locura y se mantiene la esencia.

Diversión y Duración:

Marvel vs. Capcom Infinite incluye el habitual modo historia, que podemos completar en unas 4 horas y que es totalmente olvidable. Puede que tenga alguna escena espectacular pero en lineas generales es bastante aburrido. En la sección de practicas podemos hacer lo mismo que en el modo misiones, ejecutar los combos de cada personaje.

El modo arcade es otra de las decepciones del juego y es que tras terminar los 8 combates no habrá nada mas. Ni una escena que de un final apropiado a cada luchador ni nada.

Por supuesto, Marvel vs. Capcom Infinite ofrece la posibilidad de combatir con otro jugador en modo local, contra la CPU o a través de internet, algo que nos ha costado bastante incluso con el menor número de filtros. O no hay suficientes jugadores o Capcom no lo ha hecho muy bien en este sentido.

Tampoco nos extraña que la comunidad le haya dado la espalda a Marvel vs. Capcom Infinite y es que se ve a la legua que es un juego que han hecho por cumplir y para conseguir dinero rápido. Si el Pase de 6 luchadores de 30€ ya era polémico (algunos aparecen el la historia) la compañía acaba de sacar una gran actualización con otro pack que ofrece 30 trajes premium por 30€. Y damos por seguro que seguirá lanzando contenidos de pago y exprimiendo a los jugadores.

El gran problema de Marvel vs. Capcom Infinite es que el reparto de luchadores no da la talla, ni por asomo. Capcom no ha logrado los derechos de 20th Century Fox lo que significa que no veremos a Lobezno, Tormenta, Magneto ni a ningún otro mutante, incluyendo a Deadpool. Ese es un duro golpe para los fans de la saga, que tampoco podrán manejar a los 4 Fantásticos.

Es obvio que hay grandes ausencias pero tambien sobran algunos y es que no tiene mucho sentido incluir a Zero y X (de Megaman) como tampoco es normal meter a Dormamu teniendo al Motorista Fantasma. Muchos de los personajes repiten los modelados del juego anterior y es que Capcom no se ha molestado mucho en ese sentido y esa sensación de dejadez está presente desde la primera partida.

Veredicto:

Marvel vs. Capcom Infinite es un juego de lucha competente y entretenido, pero falto de personalidad. Está muy debajo de Marvel v.s Capcom 3 en todos los niveles excepto gráficamente.

Lo Mejor:

+ Visualmente espectacular.

+ La colección de ilustraciones, biografías, modelos y vídeos.

+ El cambio de combates de dos contra dos. Control accesible.

Lo Peor:

Demasiadas ausencias en el reparto de luchadores

Escenarios sin personalidad ni interacción.

La historia es bastante aburrida. El modo misiones.