MOHFrontlineGénero: Acción. Plataformas: PS2,Xbox Gamecube/ PS3-PSN. Fecha de salida: Junio de 2002/Octubre de 2010.

‘Medal Of Honor: Frontline’ es el cuarto juego de esta saga de acción bélica y uno de los mejores de la franquicia. Si el título original ya era notable, después de un lavado en alta definición y con la posibilidad de alternar el control (entre clásico y moderno) se vuelve todo un imprescindible. Y eso sin olvidar el soporte para trofeos y la remasterización del sonido. Es una lastima que EA no haya reparado los bugs que sufren los enemigos.

No cabe duda de que han pasado más de 13 años desde que vio la luz y que la tecnología no hace milagros, pero nada más comenzar nos daremos cuenta de que hacía falta mayor trabajo en ese sentido.

Con todo y con eso, estamos ante un juego de acción muy solido y variado, apoyado por una soberbia ambientación y una banda sonora muy cinematográfica. Por supuesto la variedad de misiones también ayuda. Y es que viviremos el desembarco de Normandía, destruiremos una fabrica de submarinos y sufriremos la fallida operación Market Garden.

A continuación protegeremos un importante puente, nos haremos pasar por oficial enemigo y subiremos de polizón a un tren blindado lleno de nazis o viajaremos en vagoneta hasta una base secreta, para evitar que los alemanes fabriquen un caza a reacción que podría dar la victoria a las fuerzas del eje:

Gráficos:

Técnicamente estamos ante un juego que fue notable en su momento y que ahora ha quedado desfasado, ofreciendo luces y sombras. Destaca positivamente el diseño de las armas, los vehículos y sobre todo los escenarios, con localizaciones que parecen sacadas de cintas como ‘Salvar al soldado Ryan’ o series como ‘Hermanos de Sangre’.

Por otro lado, efectos como el fuego y las animaciones robóticas, junto con cierta sensación de vacío en los escenarios más grandes, afean un poco el resultado final.

medalY eso sin olvidar la larga lista de errores técnicos que hemos detectado y que casi siempre tienen que ver con los soldados enemigos. Los hemos visto atravesar paredes o puertas, desaparecer bajo el suelo, flotar y salir de la nada. Algunos bugs pueden llegar a colgar la partida. Hacía falta más trabajo en ese sentido.

Aun así, la alta definición le sienta muy bien al juego, como demuestra la vista del océano en el desembarco inicial o la mayor nitidez de las escenas de acción.

Sonido:

El juego se encuentra en ingles con textos en español, con algunos errores en la traducción. Sin embargo, las escenas de vídeo (con metraje real y en blanco y negro) si están dobladas al español.

Por otro lado, el catálogo de efectos sonoros increiblemente amplio. El silbido de las balas, el rugido de los tanques, el vibrante sonido de los aviones surcando los cielos o las explosiones, nos harán sentirnos dentro de una película. Los aliados hablan en ingles y los nazis hablan en alemán, lo que acentúa esa sensación.

La música es obra del aclamado compositor Michael Giacchino, responsable de las melodías de películas como ‘El destino de Jupiter’ o ‘Jurassic World’, series como ‘Perdidos’ y videojuegos como el primer ‘Call Of Duty’ o ‘Turning Point: Fall Of liberty’ entre otros muchos.

No es nuevo en la saga y es que a lo largo de su carrera, Giacchino ha hecho la música de 7 de los 16 juegos que componen la franquicia ‘Medal Of Honor’ incluyendo la primera entrega. La banda sonora de ‘Medal Of Honor: Frontline‘ consta de 19 temas con casi 80 minutos de música y ofrece una partitura rica y variada. Es sencillamente soberbia.

medal-honorControles:

El control, sencillo y preciso, siempre fue una de las señas de identidad de la saga. Con su remasterización, se nos da la posibilidad de escoger entre un manejo clásico y otro más moderno, lo que siempre es de agradecer. Durante la aventura, podremos correr, disparar, arrojar granadas, agacharnos o interactuar con puertas e interruptores.

En determinados momentos también podremos usar una ametralladora fija con solo pulsar el botón de acción (cuadrado, por defecto). Simplemente pasando por encima de la munición o los botiquines, nos haremos con ella. Como veis en la imagen, el HUD es muy simple e intuitivo.

Diversión y Duración:

La trama nos mete en la piel de James Patterson a lo largo de 6 misiones, con un total de 19 fases, en las que visitaremos paises como Francia, Holanda y Alemania.

Completar el juego nos llevará unas 10 horas, aunque para eso está el sistema de trofeos, que nos anima a superar la aventura en modo difícil y conseguir todas las medallas. Además, algunos niveles incluyen zonas secundarias y secretos. Existen multitud de trucos, aunque desactivan los trofeos y el sistema de guardado.

Lo mejor que se puede decir de ‘Medal Of Honor: Frontline’ es que resulta divertido de principio a fin, aunque haya niveles de por medio cuya calidad descienda notablemente. Gracias a un control accesible y una ambientación muy lograda, tenemos como resultado un clásico shooter, muy recomendable.

Veredicto:

‘Medal Of Honor: Frontline’ es un notable juego de acción ambientado en la Segunda Guerra Mundial que ofrece un desarrollo variado y muy divertido. Sus efectos de sonido y la banda sonora nos transportan a la primera linea de fuego en este viaje por el recuerdo de quienes dieron su vida para proteger la libertad. Solo algunos fallos gráficos o la inteligenci artificial de los enemigos, le alejan de los grandes del género.

Nota-Analisis-7Lo Mejor:

+ El metraje con escenas reales.

+ La banda sonora es impresionante.

+ La ambientación y el diseño artístico.

+ Algunos niveles como el de la mina, muy inspirados.

Lo Peor:

– La versión remasterizada incluye demasiados errores y bugs.

– El desarrollo sufre altibajos y la dificultad se dispara.

– La I.A de los enemigos es muy deficiente.