Metal-Gear-Solid-V-The-Phantom-Pain_2013_11-14-13_009.jpg_600Género: Aventura de acción y espionaje Plataformas: PS4, PS3, Xbox One, Xbox 360 y PC Fecha de lanzamiento: Marzo de 2014

Con ‘Metal Gear Solid V: Ground Zeroes’, el diseñador japones Hideo Kojima ofrece un pequeño adelanto de lo que supondrá ‘Metal Gear Solid V: The Phantom Pain’.

La historia, contada mediante largos textos al inicio del juego, nos lleva hasta 1975 en una misión de infiltración donde Solid Snake tendrá que recuperar a varios rehenes de una base militar cubana.

Nuestra tarea será recuperar a Paz Ortega Andrade y a Ricardo Valenciano Libre (Chico) y conducirlos hasta un punto de extracción. Además, encontraremos otras misiones secundarias y varios coleccionables, aunque la sensación general es que falta contenido.

 

Gráficos:

La potencia del Fox Engine se nota desde la secuencia de entrada y lo cierto es que el juego sabe sacar el máximo partido a las consolas de la pasada generación, ofreciendo mejores resultados en Xbox One y PS4.

metal_gear_solid_ground_zeroesLos efectos de luz y el agua logran cotas de realismo tan altas como las animaciones de los personajes y a veces parece estar viendo una película.

Sonido:

El juego incluye voces en ingles y subtitulos en castellano, haciendo gala de una variada selección de efectos sonoros, que ayudan a sumergirnos en nuestra misión.

Por otro lado, la banda sonora de Harry Gregson Williams es impresionante y sabe destacar los grandes momentos del juego con melodías que rememoran el pasado y futuro de Snake.

Controles:

El juego no incluye tutorial y aprender los controles será algo que tendremos que averiguar por nosotros mismos, aunque si se muestra algún consejo al inicio.

metal-gear-solid-v-ground-zeroes-L-FaMYPVSnake podrá correr y disparar o arrastrarse entre la maleza para ocultar su rastro. Podemos manejar distintos vehículos, aunque su uso suele ser una mala idea y llevarnos a una muerte segura.

Afortunadamente, al localizar a los enemigos, podremos marcar su posición y ver siempre su ubicación, lo que ayuda bastante a superar las lineas enemigas sin ser vistos.

Diversión y Duración:

Decir que ‘Metal Gear Solid V: Ground Zeroes’ puede completarse en solo 10 minutos refleja bastante bien la duración de nuestra misión.

No se puede negar que el título incluye algunos momentos muy emocionantes, con sorpresas en su argumento y escenas de acción muy dignas, pero todo dura un suspiro.

Tras los créditos, desbloqueamos media docena de misiones adicionales que resultan mucho más entretenidas que la principal, con secuencias diurnas y grandes explosiones.

Veredicto:

‘Metal Gear Solid V: Ground Zeroes’ parece más una versión demostración de un título a medio terminar que un juego completo.

Pero al contrario que en las demos, que son gratis, aquí pagamos entre 20 y 30€ (dependiendo de la plataforma) por un puñado de misiones sin demasiada gracia.

Es cierto que la calidad gráfica es sobresaliente, pero eso no basta para ofrecer una experiencia divertida, como tampoco ayuda el hecho de que haya tantas escenas de vídeo y tan largas.

Lo mejor:

Nota-Analisis-6+ El motor gráfico Fox Engine es capaz de alcanzar cotas de realismo nunca vistas y parecerá que estamos viendo una película.

+ Poder controlar vehículos como camiones o tanques.

+ La banda sonora sabe marcar la tensión. Las tareas secundarias, mucho más divertidas que el rescate de rehenes de la misión principal.

Lo peor:

– El juego puede completarse al 100% en apenas dos horas. Las escenas de vídeo atesoran algunos momentos que nos hubiera gustado jugar.

-La misión principal de rescatar a Paz Ortega Andrade y a Ricardo Valenciano Libre (Chico) puede lograrse en poco más de 5 minutos, y consiste solo en correr y agarrar rehenes.

-La aparición de Hideo Kojima como uno de los rehenes parece más un acto de arrogancia que de genialidad.

– La trama se hace confusa, como orientarse por la base.

-Todo hace pensar que ‘Metal Gear Solid V: Ground Zeroes’ vendrá incluido en ‘Metal Gear Solid V: The Phantom Pain’, lo que acrecenta la sensación de malestar del jugador.