Título: Mononoke Slashdown. Género: Beat N up. Plataformas: Nintendo Switch. Fecha de salida: 31 de octubre de 2019. Audio: Sin voces. Textos en ingles, japones, coreano y chino.

Arc System Works América, los desarrolladores de sagas tan emblemáticas como Guilty Gear y Blazblue son los responsables de Mononoke Slashdown para Nintendo Switch.

FK Digital se ha encargado de trasladar el juego, que salió en Corea en 2013 para PlayStation Mobile, adaptándolo a la consola hibrida de Nintendo y ofreciendo un divertido yo contra el barrio en dos dimensiones y a un precio irresistible.

El protagonista de la aventura es un joven ninja llamado Kagemaru, que tendrá que enfrentarse a toda clase de criaturas infernales para derrotar a un antiguo mal, que se ha extendido por todas partes y ha poseido a los habitantes de su aldea. Por suerte, podrá mejorar sus armas y habilidades.

Gráficos:

Mononoke Slashdown imita los dibujos y acuarelas del lejano oriente ofreciendo un acabado visual con personalidad propia, aunque a veces algunos menús se vean algo borrosos.

Nos ha gustado mucho el diseño artístico del que hace gala la aventura, así como la gran variedad y cantidad de enemigos en pantalla, sin que se resienta el motor gráfico, que aguanta muy bien el tipo. Las animaciones son espectaculares y muy fluidas.

Sonido:

El juego no incluye voces aunque lo cierto es que tampoco se echan en falta. Los textos en ingles nos ayudarán a entender un argumento muy simple y directo. Los efectos de sonido son algo escasos, mientras que la banda sonora suele pasar algo desapercibida.

Controles:

Mononoke Slashdown es un Beat N up en 2D que nos permitirá realizar combos terrestres y aereos, lanzar cuchillos y ejecutar poderos golpes cuando la barra de energía esté llena. En el modo simple la vida se irá regenerando, mientras que en el modo normal tendremos que ser más precisos para sobrevivir.

Diversión y Duración:

Mononoke Slashdown se compone de cinco capítulos con siete niveles cada uno, lo que hace un total de 35 niveles repletos de acción. Antes de terminar un episodio, tendremos que enfrentarnos al jefe de final de fase y si es muy dificil no hay problema. Y es que en cada nivel ganaremos dinero para mejorar al protagonista y siempre podemos repetir niveles anteriores para regresar con más fuerza.

Junto al modo historia está disponible un modo horda que nos ha resultado algo aburrido, dado que el dinero que ganamos no se puede usar en la campaña y el único objetivo es derrotar 50 oleadas de enemigos, con un jefe tras cada 10 oleadas.

Veredicto:

Mononoke Slashdown es un juego de acción divertido, rápido, accesible y muy económico.

Lo Mejor:

+ Rápido, accesible y adictivo.

+ Gran variedad de enemigos.

+ Ideal para partidas cortas. Su precio.

Lo Peor:

– Solo en ingles. Se echa en falta un modo cooperativo.

– Si parece un juego de móvil es por que lo es. Puede hacerse repetitivo.