TheOrder1886Género: Aventura/Acción. Plataforma: PS4. Fecha de salida: 20 de febrero de 2015.

Una situación desesperada. Una orden de protectores en un Londres victoriano con aires de steam punk. Una traición en nuestras filas. Una amenaza de hombres lobo. Una resistencia lista para atacar.

Esos serían los ingredientes que ha mezclado el estudio Ready At Dawn para dar forma a ‘The Order: 1886’, una aventura gráficamente sobresaliente pero bastante mediocre a nivel jugable.

Y es que a un control oxidado hay que sumar la falta de libertad (ni siquiera podemos sacar el arma cuando queramos) y unas mecánicas anodinas que dan como resultado una aventura muy simple y una de las grandes decepciones del año.

Gráficos:

Sin lugar a dudas nos encontramos ante el mejor apartado del juego gracias a sus gráficos hiper realistas, y su iluminación natural, sin ralentizaciones o bajada de frame rate.

La captura de movimientos da como resultado unas animaciones soberbias y el trabajo en el rostro de los personajes, principales y secundarios, logra una ambientación sobresaliente.

Destaca el diseño de la ciudad, las armas y los artilugios que nos da Nikola Tesla. Por desgracia se imponen las bandas negras que hacen un flaco favor a la inmersión y parecían cosa del pasado.

the-order-1886-gameplay-old-build-screenshotSonido:

El doblaje al castellano es simplemente correcto, aunque hay muchas voces de jóvenes en personajes más viejos, empezando por la del protagonista de la aventura.

Al ser el realizador Alex de la iglesia el elegido para liderar el proceso de doblaje uno esperaría un resultado mejor, pero parece claro que el cine y los videojuegos no son lo mismo.

Y es que no se han implementado bien las voces y eso nos obliga a activar los diminutos subtitulos. Los efectos de sonido cumplen a la perfección, al igual que la banda sonora, aunque sin alardes.

Controles:

Order-Header-1Nada más comenzar nos daremos cuenta de que tendremos muy poco control sobre Sir Galahad, por que se ha escogido un sistema muy anticuado y el movimiento del personaje lento y tosco.

Y es que todo está bloqueado. Solo podemos correr o agacharnos si el juego nos lo permite y desplazarnos diagonalmente es un suplicio que acabará con nuestra paciencia. El salto es automático y no podemos desenfundar el arma cuando queramos, solo si  van a salir enemigos que haya que matar, con lo cual se elimina toda sorpresa durante la partida.

Si al cabo del rato nos parece estar ante una película es por que la interacción es bastante escasa, con docenas de secuencias de vídeo que se resuelven mediante  Quick Time Events.

Diversión y Duración:

‘The Order: 1886’ se compone de 16 capítulos que pueden completarse en unas 8 horas y no existen extras ni motivos para superar la aventura por segunda vez, más allá de recoger todos los archivos. Por fortuna la ambientación está muy lograda y el tema de los hombres lobo es original, pero la experiencia es muy breve y se acaba justo cuando la trama cobra interés.

Y es que pese a su aspecto gráfico, nos encontramos ante una película interactiva con secciones de sigilo, exploración o disparos que no logra sorprender más allá de su apartado visual.

Veredicto:

La gran exclusiva de PS4 para el primer trimestre de 2015 ha resultado ser una gran decepción por culpa de un control lento y tosco o un apartado jugable deficiente. Es cierto que incluye una gran ambientación y ofrece buenas ideas, pero no han sido bien ejecutadas y el resultado final es una aventura del montón, gráficamente sobresaliente si, pero del montón.

Lo mejor:

Nota-Analisis-6+ Apartado gráfico sobresaliente.

+ Los hombres lobo dan miedo. El diseño de las armas.

+ La ambientación y la trama. Doblado al castellano.

Lo peor:

– El control es horrible.

– No tenemos libertad para saltar ni sacar el arma.

– No hay sorpresas ni extras. El final decepciona bastante.

– Se mezclan exploración, sigilo o disparos y no destaca en ningun aspecto.

– La mayoría de situaciones se resuelven mediante QTE.

– Hay  varios capítulos del juego donde ni siquiera podemos jugar, porque solo son escenas de vídeo.