pokemon-rumble-u-bigGénero: Acción/Aventura. Plataforma: Nintendo Wii-U. Fecha de salida: 15 de agosto de 2013.

The Pokemon Company continua la saga Rumble con una nueva entrega desarrollada en exclusiva para la eshop de Wii-U y con la vista puesta en una linea de juguetes anterior a los amiibo que, por desgracia, no tuvo mucho recorrido.

El mayor acierto del juego es reunir a los pokemons de todas las generaciones y permitir el multijugador local para 4 jugadores en la misma consola y sin dividir la pantalla. Eso nos permitirá coleccionar un total de 649 pokemons mientras jugamos junto a tres amigos.

La historia es tan simple como el resto de apartados del juego, con un vendedor de juguetes que sufre un traspiés y pierde una caja entera de pokeballs. Al caer a un río cercano nos alejamos de nuestro hogar con la corriente.

Nuestra misión será regresar a la tienda sanos y a salvo, mientras nos enfrentamos a otros pokemons en breves combates. Será necesario utilizar toda nyuestra astucia, conocer a nuestro enemigo y elegir nuestro personaje  sabiamente para salir victoriosos y seguir avanzando:

Gráficos:

Lo más bonito de su apartado visual es la breve secuencia de vídeo que da inicio al juego y es que los desarrolladores han optado por un look infantil, muy tosco y parco en detalles, hasta el punto de que algunos pokemon muy conocidos resultan casi irreconocibles.

Los escenarios son muy pequeños, siempre cerrados y guardan muy pocas diferencias entre si. Por desgracia, a nivel visual solo algunos efectos se salvan de la quema. Los menús son coloridos pero pokemon-rumble-ualgunos fondos se muestran borrosos, como si el juego hubiera sido desarrollado para Wii y trasladado luego con prisas a Wii-U.

Sonido:

El juego carece de voces de ningún tipo. Los efectos de sonido son bastante escasos, mientras que la banda sonora se hace repetitiva a las primeras de cambio, con melodías que no casan con la temática ni ayudan en la inmersión del juego. Como era de esperar, todos los textos están en español, con un tamaño de subtitulos enorme.

Controles:

Afortunadamente el manejo de los pokemon es muy sencillo. Tenemos dos ataques y un botón de salto. Una vez hayamos reunido suficientes diamantes, podemos ejecutar un ataque devastador dando toques a la pantalla táctil del Game Pad.

También podemos recoger objetos para recuperar salud, capsulas para conseguir pokemons o sacos para robar monedas.

Diversión y Duración:

‘Pokemon Rumble U’ puede superarse en menos de 6 horas, con el único aliciente de completar los objetivos de todas las fases para conseguir a los 649 pokemons. El problema es que se nos pide hacer lo mismo una y otra vez, ya que existe muy poca variedad. Hay que eliminar a todas las criaturas hasta que salga el jefe o bien defender un fortín.

Los niveles suelen durar un par de minutos como mucho. En el momento de su lanzamiento se repartieron códigos (aun disponibles) para conseguir algunos pokemons, pero tienen tanta fuerza que hacen que podamos superar el juego todavía más rápida. Solo el modo multijugador local hace que la experiencia sea más llevadera.

Veredicto:

El único juego de Pokemon para Nintendo Wii-U es un título mediocre en todos sus apartados. Es una oportunidad perdida de trasladar este fascinante universo como se merece. Y no es que el género de acción no case bien, es que se ha ejecutado de forma muy pobre, eliminando la posibilidad de explorar y ofreciendo un sistema de juego demasiado simple.

Ni siquiera algunos fans de la saga o la serie perdonarán sus errores. Sin embargo, el hecho de poder reunir a los pokemons de las cinco generaciones y jugar con amigos en la misma pantalla hace que sea divertido mientras dura, aunque supone un desembolso importante y se vuelve aburrido rápidamente.

Nota-Analisis-4Lo mejor:

+  Coleccionar a los 649 pokemons.

+ El modo multijugador cooperativo hasta 4 jugadores.

Lo peor:

– Apartado técnico desfasado. Banda sonora lamentable.

– La pantalla para elegir pokemons no se puede ordenar y resulta muy confusa.

– Corto y repetitivo. Su precio, de 14,99€ es excesivo.