silenthillGénero: Aventura en tercera persona. Plataformas: PSone/PSN. Fecha de salida: 1 de agosto de 1999/19 de marzo de 2009.

Cuando el Team Silent lanzó ‘Silent Hill’ en 1999, la primera consola de Sony fue testigo del amanecer del terror psicológico. Y aunque fue pionero, ninguno de los títulos de la franquicia que han salido después ni de quienes se influenciaron por el, han conseguido superarlo todavía.

Nos encontramos ante una obra maestra de los videojuegos, que puede ser disfrutada con la misma intensidad aunque hayan pasado más de 15 años desde su lanzamiento. Lo jugamos entonces y analizamos la versión emulada que podéis encontrar ahora en PlayStation Network por 6,99€, antes de que Konami la retire sin avisar, como ya ha hecho otras veces.

Harry Mason viaja de noche en su jeep junto a su hija Cheryl cuando una silueta en mitad de la carretera le hace perder el control del vehículo, quedando inconsciente tras el golpe. Al despertar, su hija ha desaparecido.

Gracias a la agente de policía Cybil Bennet conseguiremos un arma, adentrándonos en la pesadilla de Silent Hill:

Gráficos:

‘Silent Hill’ fue un título notable desde el punto de vista audiovisual y demostró la experiencia que había adquirido Konami con la arquitectura de PSone, un hecho fundamental para comprender el proceso de creación del juego y los pilares sobre los que se asienta la trama, como la idea de la niebla o la oscuridad. Visualmente es un título sangriento, que puede herir sensibilidades.

53247-Silent_Hill_J-1Y es que el juego renunciaba a los fondos pre-renderizados de juegos como ‘Resident Evil’ para mostrar un mundo en tres dimensiones. La idea de la niebla era perfecta para crear tensión, construir una ambientación opresiva y evitar los tiempos de carga, de modo que el escenario se va generando según andamos, pero como apenas vemos nada, no nos daremos cuenta.

El pueblo parece sacado de una postal americana y recrea con acierto edificios como el colegio y el hospital. Sin embargo, los decorados cambian radicalmente cuando suena la sirena y descubrimos el Silent Hill oxidado y tenebroso. Con maquinas de tortura, rejas y alambre de espino por todas partes.

La vista es en tercera persona y la cámara suele situarse detras del protagonista, aunque hay un puñado de planos fijos, para aumentar la tensión en momentos puntuales.

El diseño de las criaturas es soberbio y goza de gran variedad. Nadie ha podido olvidar su primer encuentro con las enfermeras, de cuerpo perfecto y rostro desfigurado.

Controles:

silent-hillManejar a Harry Mason es muy sencillo. Podemos movernos con la cruceta o el stick analógico. Además de caminar o correr, Harry podrá recoger objetos e interactuar con el entorno, añadiendo frases sobre lo que ve.

A la hora de  atacar, conviene recordar que el protagonista es un civil con poca puntería y es mejor reservar la munición o disparar desde muy cerca. Las armas blancas (cuchillo, barra de acero..) nos proporcionan mayor precisión pero nos obligar a dejar que las criaturas se acerquen.

El juego no tiene HUD en pantalla, lo que libera el campo de visión del jugador. Accedemos al mapa (que Harry actualiza con nuestros progresos) y al inventario (para ver nuestra salud e items) y la acción se detiene. Solo podemos guardar la partida anotando nuestros avances en una libreta, lo que aumenta la tensión entre los puntos de guardado por miedo a perder nuestros avances.

Sonido:

Los efectos de sonido son sencillamente excelentes. Desde las interferencias que produce la radio si hay enemigos cerca, pasando por la sirena que transforma Silent Hill, hasta los gruñidos y gritos que escucharemos mientras exploramos el pueblo maldito.

El título incluye un buen doblaje en ingles y textos en castellano con un tamaño magnífico, aunque no se libra de algunos errores en la traducción. Y si los efectos son buenos y las voces convincentes, la banda sonora no se queda atrás, hasta el punto de ser una de las mejores de la historia de los videojuegos.

silentEl veterano Akira Yamaoka es el responsable de las 42 piezas cortas que componen la música del juego, con algunas melodías capaces de meternos el miedo en el cuerpo, otras más relajantes y algunas que pueden llegar a emocionarnos. El tema principal de ‘Silent Hill’ es una obra maestra y se ha quedado grabado en la mente de jugadores de todo el mundo.

Diversión y Duración:

‘Silent Hill’ tiene una duración aproximada de 6 horas e incluye 5 finales distintos. Al completar el juego accedemos al modo Next Fear, que incluye nuevos objetos y armas.

Lo más importante que hay que tener en cuenta es que la ambientación del juego te atrapa sin remedio y te sientes transportado a ese mundo de pesadilla del que quieres conocer hasta el último rincón.

La historia está muy bien hilada y los puzzles nos transportan a otra era, cambiando radicalmente según la dificultad que hayamos elegido. Hay muchos secretos y armas para desbloquear en sucesivas partidas, lo que ayuda en gran medida a regresar a ‘Silent Hill’ y hacer otra aterradora visita.

Veredicto:

‘Silent Hill’ es uno de los mejores juegos de la historia. Es una obra maestra capaz de infundir terror en el jugador. Aunque la versión emulada de PSN es algo inferior al original, el juego es capaz de hacerte olvidar su edad, arrastrándote hasta las profundidades de su pesadilla.

La banda sonora es impresionante y su ambientación aun no ha sido superada por ningún juego de la saga. Totalmente recomendable.

Lo mejor:

Nota-Analisis-9+ La trama nos engancha de principio a fin. Con 5 finales distintos y extras que desbloquear.

+ La ambientación y la niebla. El diseño de las criaturas. Variedad de armas.

+ El tema principal y la banda sonora. Textos en español.

+ Poder explorar el pueblo con relativa libertad.

Lo peor:

-La parte final recicla escenarios y es más aburrida.

-Algunos errores de traducción.