SOMATítulo: SOMA. Género: Aventura. Plataformas: PS4, Xbox One y PC. Fecha de salida: Otoño de 2015.

Frictional Games es responsable de títulos como Amnesia, del que toman prestado la mayoría de elementos, tanto jugables como en lo que respecta a su ambientación o como están planteados los momentos de tensión.

SOMA  es un juego de  terror en primera persona, que nos pone en la piel de Simon Jarret, un vendedor de cómics de Toronto que sufre un accidente de coche. Su cerebro tiene lesiones graves y sale de su piso, coge el metro y acude a una consulta para hacerse varios análisis, con la esperanza de retomar su vida.

Al despertar, se encuentra perdido en Pathos-III, una base de investigación en las profundidades del océano atlántico. Su único contacto será con una doctora, que le guiará a lo largo de los distintos emplazamientos (Upsilon, Omicron, Zeta…) mientras llevan a cabo una misión que podría salvar a la humanidad. Pero para alcanzar su destino tendrán que hacer frentea unas maquinas sanguinarias:

Gráficos:

El apartado técnico de SOMA es sobresaliente, con unos efectos de luz y sombras muy trabajados, una recreación del agua increíble y un diseño de criaturas que pone los pelos de punta. El motor gráfico permite manipular todos los elementos del entorno, aunque se echan en falta  algunas animaciones básicas.

somaPor desgracia algunos decorados lucen texturas muy simples, basta con mirar por la ventana en el piso de Simon o en la consulta del médico o incluso en el Arca.

El juego se ve lastrado también por sus tiempos de carga. Solo para acceder al menú principal  del juego ya tendremos que esperar, y aun más para cargar la partida. Durante nuestro avance hemos sufrido tirones y ralentizaciones, especialmente molestos con el guardado automático o al avanzar.

Sonido:

SOMA nos llega  en ingles con textos  en español. Lo cierto es que su banda sonora cumple bien y ofrece algunas melodías para el recuerdo, pero son sus efectos sonoros, los que construyen toda la atmósfera. Desde el chirriar de los vagones del metro, pasando por el sonido del escaner cerebral, hasta el eco metálico de algunas maquinas o el lamento de las criaturas.

Controles:

Manejar a Simon Garret no entraña ninguna dificultad. Podemos andar o correr e interactuar con el entorno para abrir puertas, arrastrarnos por túneles de ventilación o subir escaleras. También podemos pulsar botones, bajar palancas, ver fotografías, leer documentos o solucionar puzles. El mayor problema es que no tenemos forma de defendernos de nuestros  SOMAagresores.

Diversión y Duración:

Hemos completado SOMA en unas 10 horas y lo cierto es que no nos ha parecido tan divertido como cabría esperar. En primer lugar, el esquema jugable se repite una y otra vez desde el principio hasta el final. Hay  localizaciones que podemos explorar a nuestro aire (las mejores del juego) y otras donde evitara los enemigos.

Siempre que hay enemigos tenemos que sortearlos (lanzarles un objeto para que cambien su ruta) y coger un objeto o pulsar un botón que nos permita avanzar. Aunque podemos agarrar todo lo que hay por las mesas, el juego no nos permite defendernos ni mirar a los enemigos. Por supuesto, la mayoría de las veces se va la luz, como si la oscuridad fuese a ocultar un sistema de ensayo y error visto hasta la saciedad.

Como juego de terror no llega a funcionar y es que otro de sus problemas es la trama. En SOMA, la historia se vuelve cada vez más complicada y absurda, incluyendo un final decepcionante. El juego incluye decisiones morales, pero da igual lo que escojamos por que el final será el mismo.

Veredicto:

SOMA parecía algo mejor y prometía mucho más. Su ambientación recuerda a juegos como Bioshock, pero su jugabilidad está muy lejos de la obra maestra de Ken Levine. No hay sorpresas en el  esquema jugable y sus tiempos de carga no ayudan. La trama tenía posibilidades, pero solo añade confusión y decepción a la mezcla. Por suerte, su acabado visual y la ambientación, sirven para pasar un rato enganchado, con unos efectos de sonido muy buenos.

Nota-Analisis-7,5Lo Mejor:

+ Su acabado visual. La ambientación.

+ Las escenas bajo el agua.

+ Efectos sonoros de infarto.

+ Algunos puzles, muy bien integrados.

Lo Peor:

– Sus tiempos de carga.

– Jugabilidad aburrida y repetitiva.

– La trama no ayuda y el final decepciona.