Análisis – The Witcher III: Wild Hunt

the-witcher-3-wild-hunt-posterGénero: Acción/Rol. Plataformas: PS4, Xbox One y PC. Fecha de salida: Mayo de 2015.

El estudio polaco CD Projeckt Red pone punto y final a la historia del brujo Geralt De Rivia con un juego de mundo abierto lleno de posibilidades y que destaca por su sobresaliente acabado visual.

Compuesta por tres actos, la trama nos llevará de un lugar a otro tras los pasos de Ciri, que huye de la cacería salvaje. En determinados momentos de la aventura pasaremos a controlar a la joven, de modo que ambas historias se entrelazan hasta que por fin damos con ella y tiene lugar la batalla final.

Y todo eso mientras hacemos frente a hombres lobo, arañas gigantes, repugnantes sumergidos, diabólicas brujas y otras criaturas inimaginables:

Gráficos:

El apartado técnico de ‘The Witcher III: Wild Hunt’ habla maravillas del esfuerzo de sus programadores, con paisajes de gran belleza y un notable diseño de enemigos o personajes, sin diferencias entre principales y secundarios. Todo se mueve de forma fluida y no hemos detectado ralentizaciones, pero eso tiene un precio.

Y es que los tiempos de carga son muy largos. Solo aparecerán al cargar el juego por primera vez o al morir nuestro personaje, ya que al hacer viaje rápido se carga con más velocidad, pero sigue siendo un incordio que no se ha solventado ni tras media docena de actualizaciones. Por otro lado el juego no se libra de algunos problemas tales como cierta lentitud al cargar texturas o personajes witcherque atraviesan objetos en las escenas de vídeo.

Sonido:

‘The Witcher III: Wild Hunt’ llega doblado a tres idiomas aunque ninguno es el español. El juego incluye unos diminutos subtitulos a nuestro idioma que hacen que sea injugable en algunos televisores. Es un problema que no se va a solucionar y que dificulta prestar atención en las escenas de vídeo o comprender algunos aspectos del juego.

Respecto al catálogo de efectos sonoros, hay que alabar su amplitud y la inmersión que proporciona al jugador. La banda sonora le añade un tono épico gracias a un par de melodías muy inspiradas, mientras que la gran mayoría suelen pasar bastante desapercibidas.

Controles:

El manejo de Geralt nos permite andar, correr, montar a caballo e incluso bucear con facilidad. Gracias a sus sentidos de brujo podemos dar caza a nuestro objetivo, seguir un olor particular o encontrar pistas y objetos ocultos, siendo una herramienta esencial durante los momentos de exploración.

Como un experimentado brujo, Geralt tiene a su disposición otros dones que utilizan su barra de vigor. Eso nos permite lanzar una trampa mágica para cerrar portales, controlar la mente de cualquier criatura para que obre a nuestra voluntad o crear una barrera de fuego, entre otras opciones.

El combate es sencillo y preciso, dando la posibilidad de pelear con los puños, usar espadas o la fiel ballesta, aunque no facilita la huida. Y es que si queremos alejarnos de un enemigo, el personaje se quedará de espaldas mientras se mueve, adoptando una postura robótica y anti natural que le resta todo realismo y genera impotencia en el jugador, que puede llegar a morir.

Por otro lado el control de Ciri es sencillamente lamentable. Tiene el poder de teletransportarse de un lugar a otro en una zona reducida pero no podemos controlar en que dirección. Es mucho más debil que Geralt y superar sus fases le quita toda diversión, mermando el interés en la trama.

Diversión y Duración:

Completar la historia principal de ‘The Witcher III: Wild Hunt’ nos puede llevar unas 25 horas, pero la duración se dispara hasta las 200 horas si queremos terminar todas las misiones secundarias, encontrar todos los tesoros ocultos, acabar con los campamentos de mercenarios y derrotar a las criaturas mágicas más buscadas.

El principal problema es que el desarrollo de la historia es lento y no gustará a todos. Durante gran parte del juego lo único que hacemos es ir de un sitio a otro buscando a Ciri. Alguien la ha visto pero para decirnos lo que sabe tendremos que hacerle un favor antes. Ese argumento se repite una y otra vez hasta que la encontramos al final del segundo acto.

El juego incluye algunos momentos muy divertidos, como un baile de máscaras y otros más picantes, como las escenas de sexo, cuyo contenido se ha suavizado bastante respecto a lo que ofrecen otros juegos de rol. Muchas de las tareas secundarias son más originales y divertidas que las misiones de la historia y eso le pasa factura más pronto que tarde.

Veredicto:

‘The Witcher III: Wild Hunt’ es un notable juego de rol y una estupenda manera de concluir la vida de Geralt De Rivia. Quienes hayan jugado a los episodios previos, descubrirán una aventura aun más grande que pone punto y final a la historia y supone el regreso de personajes muy queridos. Algunos sobrevivirán hasta el ocaso y otros no.

El resto de jugadores se topará con un RPG largo y variado que demuestra el potencial de la nueva generación de consolas y ordenadores gracias a un apartado gráfico sensacional y a la sensación de formar parte de este universo mágico. Por desgracia no logra superar a su rival más directo y no es otro que el sobresaliente ‘Dragon Age: Inquisition’.

Lo mejor:

Nota-Analisis-8+ Gran libertad de acción. Los sentidos de brujo y las posibilidades que ofrecen.

+ Algunas misiones secundarias están muy inspiradas.

+ Excelente diseño y gran variedad de criaturas.

+ Hasta 16 contenidos descargables gratis con nuevas misiones secundarias, atuendos y armas.

Lo peor:

– La trama principal es aburrida y repetitiva. Le falta emoción.

– El control de Ciri es mejorable. Algunos errores gráficos.

– La I.A. de nuestros compañeros no ataca.

– El tamaño de los subtitulos hace muy difícil seguir las escenas. Algunos bugs afean el apartado técnico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *