Título: Train Sim World. Género: Simulador. Plataformas: PS4, Xbox One y PC. Fecha de salida: Marzo de 2018/24 de julio de 2018.

Dovetail Games se ha especializado en simuladores de gran realismo como Flight Simulator, Euro Fishing, Train Simulator y el que nos ocupa, Train Sim World, que llegó primero a Xbox One en primavera.

El estudio ha reunido las expansiones Rapid Transit (Alemania) Great Western Express (Reino Unido) y NEC New York (EE.UU) en un solo pack que está disponible tanto en formato físico como digital.

Nada más comenzar crearemos nuestro perfil escogiendo entre una escasa variedad de personajes de mediana edad con los que difícilmente nos vamos a identificar para iniciar los tutoriales de cada campaña, la forma más fácil de aprender a manejar cada locomotora.

Gráficos:

Train Sim World adopta una visión en primera persona para descubrir que se siente poniéndose a los mandos de una de las 6 locomotoras que ofrece el juego. Aunque los trenes han sido recreados con todo lujo de detalles y las lineas ferreas incluyen todas las paradas y horarios de la vida real, hay un par de aspectos muy negativos que juegan en su contra, sin contar que no hay descarrilamientos, solo un mensaje en rojo de fallo del servicio.

En primer lugar, aunque hay hombres y mujeres en los andenes (que suben y bajan de los trenes), las ciudades están completamente desiertas. Las cámaras exteriores muestran escenarios vacíos, carentes de vida, como si estuvieramos contemplando una maqueta a medio terminar. Nada se mueve excepcto otros trenes. Las carreteras están vacías y solo veremos coches o camiones aparcados.

El otro factor negativo son las ralentizaciones y es que la caída de frames es habitual y los tirones, constantes. Aunque la sensación de velocidad de algunos de los modelos incluidos está muy lograda (como el S-Bahn alemán) se ve ensombrecida por los problemas gráficos, que incluyen tiempos de carga bastante largos.

Por otro lado, sus creadores han trabajado duro para recrear efectos climáticos muy variados. Eso significa que podremos conducir con un sol radiante, ver como caen las primeras lluvias, manejar cualquier tren en plena noche, atravesar una tormenta de nieve, espesos bancos de niebla o enfrentarnos a una ventisca.

Sonido:

Train Sim World nos llega con voces en ingles, pero menús y textos en español. Los efectos sonoros han sido extraídos de los modelos originales mientras que la banda sonora se limita a los menús. En las estaciones, las voces por megafonía están en ingles y alemán, dependiendo de la ruta seleccionada.

Controles:

Nos encontramos con un simulador bastante realista lo que, en teoría, supone que manejar cada tren será muy complicado. Al principio nos parecerá que es así, pero luego descubriremos que hay atajos para los novatos y para quienes no desean hacer un master sobre el tema. Con la cruceta accedemos directamente a la apertura y cierre de puertas (algo que usaremos en cada estación) y también podemos controlar las luces del tren.

El joystick izquierdo regulará el inversor para hacer que el tren se mueva hacia delante, poner el neutro o invertir la marcha. Por último, los gatillos controlan la aceleración y el frenado. Sabiendo esto podremos hacernos con cualquier ruta, ya sea de mercancías o de pasajeros.

Diversión y Duración:

Train Sim World se compone de varios modos distintos. Los Tutoriales son perfectos para aprender a desenvolvernos dentro de cada locomotora y aunque al principio agobia un poco la cantidad de botones que hay que pulsar para arrancar un tren, al final no es para tanto. Aconsejamos empezar con la Class 66 DBS de Great Western, la más sencilla de manejar.

En Escenarios podemos escoger entre 17 misiones distintas para llevar a cabo una serie de misiones (de unos 45 minutos de duración cada una) desde controlar un convoy parando en cada estación, pasando por hacer maniobras, enganchar vagones hasta manejar un tren de mercancías.

El modo Servicios nos propone hacer una ruta entera en cualquier horario, dando la opción de elegir la campaña, el tren que nos apetece controlar y las condiciones climáticas, incluyendo la estación (primavera, otoño, invierno o verano), las precipitaciones, la humedad, el nivel de nubes y de nieve o la fuerza del viento. Si por algo se caracteriza Train Sim World es por la cantidad de opciones que ofrece al jugador, algo que descubriremos consultando los ajustes en el menú de pausa.

Por si fuera poco, en el modo Servicios podemos jugar como pasajero, ver las vistas desde el interior de cada tren o elegir cámaras externas más espectaculares que las disponibles como maquinista, recoger una enorme cantidad de objetos coleccionables en cada estación (conos de tráfico, mapas…) y realizar fotografías.

Veredicto:

Train Sim World es el mejor simulador de trenes que hay en consolas y ofrece un realismo digno de admiración,

Lo Mejor:

+ Las tres campañas y la variedad de modos.

+ Los tutoriales, imprescindibles para aprender.

+ El modo pasajero. La variedad de cámaras para contemplar los trenes. Gran cantidad de coleccionables.

Lo Peor:

– Tiempos de carga muy largos, tirones y ralentizaciones.

– Escasez de perfiles. Solo 6 locomotoras. Ciudades vacías y sin vida.