Título: Victor Vran: Overkill Edition. Género: Action RPG. Plataformas: PS4, Xbox One y PC. Fecha de salida: 6 de junio de 2017.

El desarrollador austriaco Haemimont Games ha desarrollado Victor Vran, un título inspirado por juegos como Diablo III, que THQ Nordic distribuye en formato físico.

La edición definitiva del caza demonios Victor Vran incluye la historia principal y las dos expansiones (una dedicada a Motorhead) carátula reversible y un paquete con 10 ilustraciones del juego. Es la oportunidad perfecta para disfrutar con esta adictiva aventura de vista cenital.

Victor Vran acude a Zagarovia en busca de su amigo Adrian, un cazador de monstruos que, como el, se ha visto atraído por la oscuridad de esta misteriosa ciudad. Así arranca la historia de Victor Vran, que es solo una excusa para aniquilar hordas de arañas, demonios y espectros.

Gráficos:

Victor Vran ofrece un acabado visual más que correcto, que hace especial énfasis en el diseño de los decorados y los poderes demoníacos del protagonista, que es capaz de invocar una lluvia de meteoritos, transformarse en una niebla oscura o generar una columna de fuego entre otros.

El diseño de enemigos es otro acierto y es que nos enfrentaremos a esqueletos, arañas, fantasmas, vampiros y toda clase de engendros mecánicos. Las animaciones cumplen con su cometido.

El  motor gráfico es capaz de reunir a cientos de enemigos en pantalla y grandes explosiones de poder, sin sufrir tirones ni ralentizaciones y encima los tiempos de carga son escasos y muy breves.

Por otro lado, las escenas de vídeo de tipo cómic son bastante pobres. Al movernos por los escenarios la cámara hace desaparecer los edificios, algo cómodo para ver mejor, pero que nos obliga a perder mucho tiempo para encontrar secretos. El sistema es confuso y no se puede desactivar.

Sonido:

Victor Vran: Overkill Edition nos llega en ingles con textos en español. El tamaño de los subtitulos es bastante reducido y el juego insiste en meter a un narrador, que suelta largas parrafadas en momentos de lucha en los que se hace imposible leer y combatir al mismo tiempo.

Los efectos de sonido cumplen con su cometido, mientras que la banda sonora  ofrece algunas melodías muy pegadizas, que saben marcar el ritmo del juego y añadir un toque de misterio. Como es obvio, la expansión de Motorhead sube las revoluciones con temas de la banda.

Controles:

Manejar a Victor Vran es muy sencillo y es que podemos correr, saltar, golpear cuerpo a cuerpo y a distancia, así como abrir cofres o interactuar con personajes. Al matar enemigos llenamos una barra de impulso que nos permite desatar el caos usando los poderes demoníacos.  Hay muchos y muy diversos. Unos ofrecen mayor ataque, protección o nos permiten curarnos.

Como buen Action RPG, tras aniquilar adversarios vamos subiendo de nivel y usamos las cartas del destino para obtener nuevas habilidades. Podemos comerciar para comprar o vender armas, pociones y libros, así como cambiar de traje, transmutar armas o utilizar maleficios (no disponibles en modo fácil).

Diversión y Duración:

Completar la campaña principal de Victor Vran puede llevarnos unas 15 o 20 horas, pero esa duración se multiplica si queremos cumplir todos los desafíos (hay más de 200) y desvelar todos los secretos. A eso hay que sumar las campañas Mundos Fracturados y Motorhead, cada una con su propia historia y nuevos desafíos, secretos y enemigos a los que combatir.

Puede que gráficamente no sea una maravilla y que tampoco sea original, pero lo cierto es que Victor Vran resulta muy adictivo gracias a su ambientación, las posibilidades de mejora y sin duda a su multijugador cooperativo local para dos jugadores y online para cuatro jugadores. Todos en la misma pantalla. Los desafíos son uno de los grandes aciertos del juego y aunque son todo un reto, completarlos en compañía es divertidisimo. Cambian la jugabilidad en cada partida y nos ofrecen recompensas en oro o puntos de experiencia.

Veredicto:

Victor Vran: Overkill Edition es una aventura notable, que sale a precio reducido con sus tres campañas, ofreciendo un divertido multijugador local y online. La formula es adictiva y los desafíos cambian la forma de jugar. Es una pena que la historia carezca de interés.

Lo Mejor:

+ Tres campañas, cada una distinta de la anterior, con escenarios, enemigos y poderes únicos.

+ Gran variedad de armas. Los trajes y el comercio. Su multijugador cooperativo, local y online.

+ Adictivo y muy divertido.  La edición física está muy cuidada.

Lo Peor:

– La  historia no genera ningún interés.

– Las escenas de vídeo, bastante cutres. El mapa de los niveles es bastante confuso.

El movimiento de la cámara es poco fluido. El sistema que hace desaparecer los edificios.