Título: Zenith. Género: Acción/Rol. Plataformas: PS4 y PC. Fecha de salida: Otoño de 2016.

Zenith es un título desarrollado en España y distribuido por Bad Land Games, una compañía que se ha hecho famosa por permitir que juegos de bajo presupuesto lleguen a las tiendas en formato físico a precios muy competentes e incluyendo extras.

Zenith es una aventura con vista cenital que mezcla acción y rol. La trama nos mete en la piel del mago Argus Windell, que durante años ha servido al Imperio. Pero tras una misión decide retirarse y ganarse la vida como un vulgar pocionero hasta que varios años después, la aventura llama a su puerta.

De este modo y en compañía de Alana, descubrirá una raza de ratas que creen que es su Dios, viajará hasta Thelos para emprender una misión con el favor de la canciller, atravesará el infierno derrotando a demonios y superando pruebas hasta enfrentarse con El Inesperado y salvar su mundo de la destrucción.

Gráficos:

Zenith ofrece un acabado visual sencillamente lamentable e indigno para lo que es capaz de mover la consola. Las animaciones son horribles y en todo momento parece ir ralentizado, incluso cuando nos movemos por los menús. Cuando accedemos al mapa del mundo la sensación es todavía más desoladora.

Lo peor de todo son los tiempos de carga, muy largos y numerosos. El juego nos ha dado errores de todo tipo, llegando incluso a cerrarse sin previo aviso.

Todos sus defectos gráficos podrían dejarse a un lado a la hora de jugar pero lo más ridículo de todo es que los personajes no se parecen en nada a las ilustraciones que aparecen durante las conversaciones. Los modelados son feos, sin expresiones y parecen estar a medio terminar.

Los escenarios están plagados de errores con texturas muy pobres que parpadean, problemas al movernos o enemigos que se quedan bloqueados y congelados. Está muy mal optimizado y necesita una actualización urgente pero somos conscientes de que nunca llegará.

Visualmente, solo destacan los poderes de Argus y algunos reflejos y efectos de luces. El diseño de las criaturas es bastante variado (sorprende ver dinosaurios) pero no pasa de correcto y es que, en general, es un título muy desfasado.

Sonido:

Zenith carece de voces pero incluye menús y textos en español. Los efectos de sonido son escasos mientras que la banda sonora ofrece melodías cortas, algunas muy buenas, pero que se repiten una y otra vez.

Controles:

Manejar a Argus es sencillo. Podemos andar, correr e interactuar con el entorno. Argus puede utilizar magia de fuego, hielo y tierra gracias al maná, que se recarga con el paso del tiempo. A medida que luchemos subiremos de nivel y tendremos acceso a nuevas habilidades.

Diversión y Duración:

Hemos completado Zenith en 10 horas obteniendo todas las habilidades pero sin realizar todas las misiones secundarias. El juego muestra dos mecánicas bien diferenciadas. Las largas conversaciones  de texto y las zonas de combate y resolución de puzles.

La mayor baza que tiene Zenith es su sentido del humor, con cientos de referencias a películas como Indiana Jones y videojuegos como Final Fantasy X o The Witcher. Los textos  están plagados de palabrotas y chistes, dando lugar a situaciones surrealistas y algunas, muy divertidas.

Sin embargo, un juego no se puede sustentar únicamente a base de chascarrillos. La realidad es que la trama es enrevesada y aburrida a partes iguales. Las conversaciones (sin efectos de sonido ni voces) se hacen eternas y normalmente incluyen tiempos de carga entre medias. Los combates tampoco se salvan y la experiencia termina siendo terrible.

Veredicto:

Zenith es un juego español que crea mala fama para la industria del ocio electrónico en nuestro país. Tenía buenas ideas sobre el papel y ofrece un sentido del humor muy escaso en los videojuegos de hoy en día, pero sus valores de producción están por los suelos.

Lo Mejor:

+ Su sentido del humor y las referencias a películas y videojuegos.

Lo Peor:

– Gráficamente nefasto.

– Control torpe y ralentizado.

– Aburrido y muy repetitivo.

– Lleno de errores y tiempos de carga.