Género: Acción en primera persona Plataformas: PS3, Xbox 360 y PC. Fecha de lanzamiento: Enero de 2014

zombeerEl estudio español Moonbite Games es el responsable de ‘Zombeer’, un juego de acción en primera persona que nos mete en la piel de un universitario en la misión de rescatar a su novia Karen de las garras del rector.

Al despertar tras una noche de fiesta, descubrimos que la ciudad de Mianus ha sido invadida por muertos vivientes y que todo gira en torno a la Zombeer, la cerveza de moda. Y es que si no bebemos suficiente durante nuestra aventura, nos convertiremos en un zombie, pero si nos pasamos, la borrachera nos matará.

Además de hacer frente a los infectados comunes, tendremos que luchar contra los mimos (cuya potente honda sónica puede matarnos), las animadoras (que aumentan el poder de otros infectados con su sola presencia) o los bailongos, cuya hambre de juerga puede provocarnos un coma etílico si no acabamos con su vida con rapidez.

Con ayuda de un Dildo, una pistola de clavos o una escopeta muy singular, tendremos que atravesar la universidad, rescatar a la única superviviente de esta carnicería  y  llegar al estadio para enfrentarnos cara a cara con el rector. Solo entonces podremos ver el final de ‘Zombeer’:

Gráficos:

Nada más comenzar nos damos cuenta de que el apartado técnico no será el punto fuerte de esta propuesta indie, cuyos responsables han logrado sacar adelante con pocos medios y mucho esfuerzo.

zombeer-gameplay-trailerY es que las texturas son muy pobres y la lista de fallos gráficos muy larga. El juego muestra un aspecto visual muy desfasado y aun así da tirones y se cuelga con facilidad, obligandonos a reiniciar la consola o incluso empezar el juego desde el principio.

Los efectos de luz, las animaciones y el diseño de los enemigos o los entornos nos recuerdan a la pasada generación y aun así ‘Zombeer’ no sale bien parado.

Sonido:

Pese a ser un juego español, ‘Zombeer’ nos llega en ingles con subtitulos en castellano. La banda sonora incluye algunas melodías entretenidas, con un par de canciones que alegran nuestro avance.

Por desgracia los efectos de sonido son escasos y están mal implementados, algo que se nota desde el principio con un sonido de pasos desacompasado.

Controles:

El control es sencillamente terrible. Da la sensación de que los desarrolladores han querido plasmar el hecho de que nuestro personaje está borracho, porqué nos movemos dando tumbos. Podemos disparar, agacharnos, correr o saltar, abriendo puertas o solucionando sencillos puzles con un solo botón y aunque al final terminamos por resignarnos, el juego es tan corto que supone un fastidio constante.

zombeer_640x360Diversión y Duración:

Gracias a este apartado ‘Zombeer’ consigue algunos puntos, aunque no muchos. Y es que jamás habíamos visto un título con tantos «huevos de pascua» o guiños a otros juegos, series y películas.

Veremos el humo negro de ‘Perdidos’ pasar ante nuestros ojos o huevos de ‘Alien’ entre los conductos de ventilación, sin olvidar pasillos inspirados en ‘Minecraft’ o ‘El Resplandor’.

Todos esos detalles logran sacarnos una sonrisa, aunque el control y los gráficos nos devuelven a la cruda realidad y es que ‘Zombeer’ era una buena idea sobre el papel, pero el escaso presupuesto y la falta de medios ha jugado en su contra.

Y es que al margen del humor, el juego tiene poco que ofrecer. Pocos escenarios, enemigos y armas. Los puzles son escasos y los QTE están muy forzados y no apartan nada bueno al conjunto. El juego puede superarse en solo 2 horas en modo normal, sin que existan extras o motivos para rejugarlo aparte de sacar los escasos logros/trofeos, lo que unido a su elevado precio de salida (14,99€) lo hace muy poco recomendable.

Veredicto:

Pese a su sentido del humor, la lista de faltas es demasiado larga y ‘Zombeer’ se ahoga sin remedio:

Lo mejor:

Nota-Analisis-4+ La mayor colección de «huevos de pascua» que se haya visto nunca.

+ Su sentido del humor, capaz de hacernos olvidar sus defectos.

+ La secuencia con el rifle de francotirador supone un divertido cambio de aires.

Lo peor:

– Apartado gráfico desfasado, con errores que pueden arruinar la partida.

– Control tosco e impreciso. Efectos de sonido muy pobres.

– Escasa duración, sin extras o motivos para rejugarlo.

-La inteligencia artificial de los enemigos brilla por su ausencia.