Britney Spears ingresa voluntariamente en una clínica de salud mental.

La cantante estadounidense quiere recuperarse del duro golpe que está viviendo con su padre enfermo:

«Enamórate de cuidarte, mente, cuerpo y alma. Todos necesitamos tomarnos tiempo para un pequeño ‘tiempo para mí'».

Su novio, Sam Asghari, está orgulloso de ella y ha publicado:

«Esto no es debilidad, es un signo de absoluta fortaleza, la gente debería sentirse inspirada por ello, al menos yo lo estoy».

La princesa del pop tomó la decisión de cancelar su nuevo show de Las Vegas para estar con su padre. Y es que James Spears ha sido una figura fundamental en su vida y en su recuperación.

A continuación podéis ver a Britney Spears imitando a su padre durante una broma: