Casper cumple 25 años. La primera película con un protagonista digital llegó a los cines el 26 de mayo de 1995.

Casper cumple un cuarto de siglo. La cinta de Brad Silberling costó 55 millones y recaudó casi 290 en todo el mundo. A pesar de no ser un taquillazo, es una de esas comedias familiares que da gusto rememorar. Y no solo por el cameo de Dan Aykroyd en su papel de Cazafantasmas o los de Mel Gibson y Clint Eastwood en el espejo.

El Dr. Harvey (Bill Pullman) y su hija Kat (Christina Ricci) llegan a Whipstaff Manor, una vieja y destartalada mansión. Su codiciosa propietaria, Carrigan (Cathy Moriarty), ha contratado al Dr. Harvey para que exorcice la casa: allí se encuentra Casper, un amigable y solitario fantasma que sólo desea un amigo, junto a sus tres increíbles tíos, Látigo, Tufo y Gordi (El Trio Fantasmal). Si su plan funciona, ella y Dibs (Eric Idle), su socio, se harán con el fabuloso tesoro de la mansión. Mientras, Casper ha encontrado en Kat su alma gemela, pero el Trío Fantasmal no quiere humanos en casa.

Con sus divertidas travesuras y sus sorprendentes efectos especiales, de los creadores de ¿Quién Engañó a Roger Rabbit? y Jurassic Park, Casper es un clásico de la comedia familiar. A continuación podéis ver una de las escenas del film:

https://youtu.be/aw7V1b5fQ80