El Estadio Vicente Calderón de Madrid recibió anoche a uno de los grupos del panorama internacional más importante, Coldplay. Regresan a Madrid unos meses después de la presentación mundial de su último trabajo discográfico en la Plaza de Toros de las Ventas, que fue retransmitida a millones de personas a través de VEVO.

En esta ocasión el grupo ha conseguido vender todas las entradas del estadio Vicente Calderón, unas 50.000, lo que pocos artistas y grupos pueden conseguir en toda su carrera.

La gira ‘‘Mylo Xyloto Tour’ llega a nuestro país después de haber arrancado en Las Ventas, haber pasado por Europa y Norteamérica, para continuar está segunda vuelta por el viejo continente.

El concierto fue precedido por una lluvia torrencial que hizo temer a los presentes por la cancelación del mismo, al tratarse de un estadio abierto, pero todo quedó en un susto, y el grupo subió al escenario en cuanto se hizo completamente de noche y arrancaron los primeros acordes de ‘Hurts like heaven’, siguieron unos fuegos artificiales, que junto a las pulseras que entregaron a todo el público al entrar, iluminaron el estadio y anunciaban el inicio del espectáculo.

Así siguieron sus hits ‘In My Place’, ‘The Scientis’, ‘Yellow’, ‘Princess of China’ con Rihanna en las pantallas del estadio de fondo, ‘Viva La Vida’, ‘Charlie Brown’, o ‘Paradise’, entre muchos otros.

«Estamos muy felices de estar aquí esta noche en esta bella ciudad», dijo Chris Martin, una de las veces que se dirigió al público en español.

Como cierre el grupo interpretó ‘Clocks’, ‘Speed of sound’ y ‘Every teardrop is a waterfall’.