Comparan Dead Rising con Dead Rising 4. La cuarta entrega palidece ante las cualidades del original.

Dicen que las comparaciones son odiosas, sobre todo para el que sale mal parado. Y aunque Dead Rising y Dead Rising 4 están separados por 10 años de intensa evolución tecnológica, lo cierto es que la cuarta entrega es inferior en muchos aspectos.

En el título original podíamos usar como armas toda clase de objetos, logrando mayor interacción con los escenarios. Las físicas también estaban más cuidadas. Para que os hagáis una idea, en Dead Rising 4 un chorro de agua puede romper un cristal.

En Dead Rising 4 se ha eliminado el limite de tiempo como factor clave, recortándose la violencia y con menos sangre. Si en el original podíamos matar a los civiles, en la cuarta entrega ya no se puede. Otros cambios implican problemas gráficos y sonoros. Os dejamos con el vídeo que compara ambas entregas: