A raíz del violento terremoto y devastador Tsunami que ha arrasado gran parte del país del sol naciente y de la terrible emergencia nuclear que amenaza aún más la sociedad japonesa las compañías del sector se han sumado a la petición del gobierno japonés de ahorrar energía. Gestos como el de Bandai Namco que ha cerrado todos sus salones recreativos o la suspensión temporal del juego online en Metal Gear Solid, Final Fantasy XI y XIV cuya reactivación se anunciará próximamente.

En un intento por paliar la situación que viven millones de personas las grandes compañías se han apresurado a realizar donaciones, como Sony (que ha distribuido 30.000 radios) o Nintendo que han aportado 300 millones de yenes cada una, otras como Arc System Works han anunciado contenido descargable para diversos títulos cuya recaudación se destinará íntegramente a la reconstrucción del país.

Por otra parte gran cantidad de eventos en Japón han sido cancelados y/o pospuestos de forma indefinida y tres compañías han realizado recientes anuncios con relación al lanzamiento de tres títulos que por desafortunada casualidad pueden herir sensibilidades.

Por un lado Sony ha retrasado hasta nuevo aviso el lanzamiento de Motorstorm Apocalipse , tercera entrega de la saga de conducción más arcade y salvaje en Playstation 3 y que esta vez tenia enmarcada la acción entre las ruinas de una ciudad que literalmente se desmorona a nuestro paso. Iba a estrenarse este mismo jueves 17 de marzo pero la tragedia es demasiado reciente y el paralelismo sería ofensivo.

Pese a que se desarrolla en un mundo ficticio ya en la demostración jugable (disponible en la store europea desde la semana pasada) se advierte el desolador escenario y el caos que reina por todas partes y es sin duda el motivo por el cual Sony Europa se está planteando en estos momentos la estrategia a seguir también en el viejo continente pese a que debía estar en las tiendas esta semana.

La segunda empresa que ha debido posponer de forma indefinida uno de sus títulos estrella que debía aterrizar en tierras niponas en breve es Sega con Yakuza of the end. Su lanzamiento estaba previsto apenas un par de días después de Yakuza 4 el 17 de marzo pero su argumento y su temática suponen un duro golpe para la situación actual que vive el país. La acción nos devolvía de nuevo a las calles de Tokio pero esta vez en un Japon alternativo, asediado por una invasión de muertos vivientes en una ciudad parcialmente destruida, un juego de acción y supervivencia que arroja imágenes quizá demasiados cercanas y dolorosas para el publico japonés.

Por último la compañía Irem ha decidido cancelar de forma inmediata Zettai Zetsumei Toshi 4 Summer Memories o Disaster Report 4 como se conocía el proyecto en Occidente y que a principios de año había sufrido un retraso en su desarrollo pero cuyo lanzamiento estaba pensado para finales de abril en Japón.

La saga Disaster Report centra su acción en ciudades orientales asoladas por grandes desastres naturales como los terremotos, el eje central sobre el que giraba esta aventura de supervivencia que llegaría en exclusiva a Playstation 3 en alta definición y que por primera vez en la saga iba a permitir regresar a los escenarios una vez superados. La compañía se ha negado a hacer declaraciones al respecto pero sobran los motivos para un título que no iba a salir de Japón y que se ha convertido en una dolorosa premonición de un desastre sin precedentes en la historia.