La tercera entrega y la más esperada de la saga de Ubisoft Far Cry saldrá a la venta el próximo 6 de septiembre. Y Ubisoft ya ha publicado la carátula oficial del juego, la cuál ha sido acogida desde diversos puntos bajo la polémica, pese ha indicar en el código PEGI 18.

La imagen muestra la crudeza del juego con  uno de los personajes sentado en la playa junto a una cabeza decapitada y medio enterrada, o un cuerpo enterrado con la cabeza sobresaliendo. En el fondo destacan dos cuerpos colgados por los pies en un árbol.

El sector más «conservador» de Estados Unidos (y su doble moral) ya ha inundado la red de críticas, y no sería de extrañar que le suceda como a Catherine o Dead Island en Estados Unidos y la censura modifique esta carátula.