Las primeras compañías de videojuegos como Square-Enix han ofrecido ya los primeros precios y lo cierto es que resultan sorprendentemente altos en una franja que va entre los 50 y 60€ al cambio, en el caso de lanzamientos en formato físico y 40€ mediante descarga digital, una diferencia que roza el ridiculo si tenemos en cuenta los gastos de distribución y los costes de carátulas y manuales.

De confirmarse finalmente estos precios para el mercado occidental estaríamos hablando de un coste superior a lo que nos tenía acostumbrados Psp y muy elevados teniendo en cuesta el alto precio al que saldrá la consola que tiene previsto llegar a las tiendas japonesas el 17 de diciembre.

Podeis consultar su catálogo de lanzamiento desde aquí.