El realizador estadounidense, nacido en Philadelphia hace 86 años falleció el sabado a causa de un linfoma, segun ha declarado su hijastra a los medios de comunicación desde su casa en Manhattan donde el director de cine y televisión expiró su último aliento.

Empezó a trabajar en series de televisión hasta que su largometraje «12 hombres sin piedad» le catapultó a la fama. Su extensa filmografía revela su pasión por el septimo arte y su trabajo sin descanso, estrenando varios films cada año. Así llegarían «La Gaviota», «Perversión en las aulas» o «Asesinato en el Orient Express».

El máximo galardón que otorga la academia de cine de EE.UU se le escapó hasta en cinco ocasiones.Consiguió finalmente un merecido oscar honorifico en 2005 por la labor de una carrera que ostenta más de 40 largometrajes y una activa participación en la pequeña pantalla.

Pero lejos de retirarse continuó su labor con el estreno en 2006 de «Declaradme culpable» con Vin Diesel y en 2007 de la notable «Antes  que el diablo sepa que has muerto» un drama sobre la codicia protagonizado por Philip Seymour Hoffman y Ethan Hawk.

Gracias por tu incalculable contribución a la cultura y tu espiritu de lucha. Tu legado te sobrevivirá por siempre.

Descanse en paz