Así lo ha confirmado Paramount Pictures mediante nota de prensa aunque solo ha señalado que Mike Huber, uno de los miembros del equipo, ha perdido la vida durante la filmación, que se esta llevando a cabo en la ciudad de Lousiana. Otros medios estadounidenses indican que ya se había terminado de grabar y que ha sido al desmantelar el set cuando ha sucedido la tragedia.

Virginia Lam, portavoz del estudio, ha sido la encargada de dar la triste noticia: «Nuestros pensamientos y profundas condolencias están ahora con la familia de Huber.La seguridad de nuestro reparto y equipo es nuestra mayor prioridad y el estudio está cooperando plenamente con todos los organismos de investigación que están examinando las circunstancias que rodean a este inusual accidente».