Britney Spears se encuentra inmersa en el leg europeo de su exitosa gira ‘Femme Fatale Tour’, pero antes de ello pasó por Londres donde grabó el video de su nuevo single ‘Criminal’.

Lejos de lo que puede ser una grabación normal de un videoclip, serie, o película, los medios ingleses y los políticos han puesto el grito en el cielo porque una estrella del pop como es Britney Spears porte un arma en pleno Londres. Afirman que una artista llevando un arma ensalza la violencia, justo un mes después de los violentos disturbios por los que fue sacudida la ciudad inglesa. Añaden además que la diva debería «disculparse … por la rudeza y el daño que ha hecho a nuestra comunidad».

El equipo de Britney ha respondido a esta polémica, dando a entender que Britney no tiene por qué disculparse: «El video es una historia de fantasía con el novio de Britney, Jason Trawick, que literalmente reproduce la letra de una canción escrita tres años antes de los disturbios sucedidos»

La escena que ha dado la vuelta el mundo (podéis verla al final del artículo) muestra a Britney y Trawick escapando de un aparente robo con una réplica de revolver en la mano. Fue grabado en el Distrito de Hackney, el mismo que fue golpeado por los disturbios en Agosto.

Miembros del ayuntamiento de Hackney, que dieron el visto bueno para grabar en la cercanías del edifició en Stoke Newington, no están de acuerdo con el suceso, ya que nadie les mencionó que en el video se iba a utilizar una pistola, y de haberlo sabido no lo hubieran aprobado. «En este caso no estamos de acuerdo que la replica de un arma pueda ser usada en las cercanías de la sede del Ayuntamiento de Stoke Newington y estamos decepcionados», afirmaron en un reciente comunicado. «Vamos a plantear esta cuestión a la compañía de producción».

Os dejamos con las peligrosas imágenes a continuación: