lucasGeorge Lucas ha visto Rogue One y le encanta. Gareth Edwards, realizador de este spin off, ya puede morir feliz.

Así lo ha confesado el director a través de las redes sociales:

“Hace dos días le mostramos la película a George Lucas, y pude hablar con él y, aunque no quiero poner palabras en su boca, puedo decir sinceramente que ya puedo morir feliz. Le encantó la película. Significa mucho para mí. Para ser honestos, y no ofender a nadie, su crítica era la más importante para mí. Sabéis que vosotros también sois importantes, pero él es como una especie de Dios. Me llevaré esa conversación a la tumba; su opinión significa un mundo para mí”.

Cuando Star Wars: El despertar de la fuerza llegó a los cines, George Lucas no fue tan amable y es que no le gustó el resultado y tuvo que pedir disculpas por atacar a Disney. Bien es verdad que la cinta reciclaba demasiadas ideas (protagonista en un planeta desértico, estación de combate a destruir, muerte de un personaje clave..) y no gustó a muchos fans.

Por otro lado, Rogue One tuvo que añadir varias escenas tras acabar su rodaje y es que la película no gustó a los ejecutivos de Disney. De su éxito comercial depende la realización de otros spin offs como el dedicado al caza recompensas Boba Fett.

Rogue One: Una Historia de Star Wars llegará a los  cines de todo el mundo el 16 de diciembre. Os dejamos con su trailer en español: