Aunque suene a un terrible arma mortal capaz de aniquilar a la raza humana en su totalidad, se trata de un complejo algoritmo que permite transformar una imagen pixelada de 8 bits en una de alta definición y que ha sido desarrollado por Johannes Kopf y Dani Lischinsk teniendo como meta su aplicación en el sector del ocio electrónico.

Han usado «Super Mario World» como conejillo de indias con el que utilizar esta nueva herramienta y lo cierto es que, tal como confirma la imagen del delfín del juego, los resultados no pueden ser más esperanzadores.

Desafortunadamente El Depixelizador no carece de errores y aun son muchos los ajustes a realizar antes de poder darle un uso sistemático. Por ejemplo, suaviza automaticamente todas las superficies pixeladas incluso cuando no necesariamente ese fragmento requiera ser suavizado como demuestran los experimentos realizados con «Space Invaders».

Aunque las posibilidades son escasas, no sería de extrañar que Nintendo licenciase una tecnología similar, que permitiese a los usuarios de su futura consola (conocida como «Project Café») disfrutar de todo su catálogo de juegos clásicos en HD y donde el pixel sea solo un recuerdo lejano de un pasado remoto.

Si quereis conocer toda la información a cerca de esta curiosa creación podeis hacerlo desde aquí.