Jay-ZJay-Z demanda a los primeros dueños de Tidal. La plataforma de música en streaming ha sido un fracaso.

Se suponía que iba a ser el lugar perfecto donde los artistas cobrarían directamente por su música y el estreno de los discos de Rihanna, Kanye West o Beyoncé era una publicidad perfecta para atraer inversores, pero lo cierto es que ha resultado ser un fiasco y está muy lejos de ser rentable.

El rapero y empresario,  ha demandado a los antiguos propietarios de Tidal por falsificar el número de suscriptores y engañarle para que comprase la empresa a finales de enero de 2015. Jay-Z se hizo con Tidal por 56 millones de dolares con la promesa de superar a empresas como Spotify y Apple.

Sin embargo, mientras Tidal apenas llega a los 3 millones de suscriptores, Spotify supera los 10 y Apple ya tiene más de 11 millones de socios. Los demandados han respondido asegurando que se hicieron toda clase de controles previos a la venta, incluyendo un análisis realizado por el equipo de Jay-Z.

El problema es que el éxito ha sido mucho menor del esperado y Jay-Z necesita una inyección de capital de unos 15 millones de dolares para evitar el desastre. Para eso, es esencial que artistas como Madonna o Daft Punk les ofrezcan trabajos exclusivos y la plataforma logre más ingresos.

A continuación podéis ver la presentación de Tidal con grandes artistas invitados: