Katy Perry es condenada por plagio y tendrá que pagar medio millón de dolares.

El rapero cristiano Flame demandó a la cantante por usar parte de su canción Joyful Noise para Dark Horse.

A pesar de que el parecido es anecdótico, un jurado le ha dado la razón, ofreciendole casi tres millones de dolares de indemnización, de los cuales la discográfica pagará casi todo, menos 500.000 dolares que saldrán directamente del bolsillo de Katy Perry.

A continuación podéis escuchar el tema en cuestión y juzgar vosotros mismos:

Aunque parezca una multa muy abultada, hay que tener en cuenta que Dark Horse es uno de los videoclips más vistos de la cantante, con más de dos billones de reproducciones en Youtube y ha generado ingentes cantidades solo en publicidad.

Su ambientación egipcia y su pegadiza melodía han llegado a obrar autenticos milagros. Podéis verlo aquí: