La veterana empresa experta en material y equipos fotográficos, afronta la bancarrota y ha solicitado por medio de un juez desvincular su nombre con el famoso teatro de Hollywood donde cada año se reúnen las grandes estrellas de la Meca del cine para recibir con los brazos abiertos el premio Oscar.

Y es que el contrato que unía a Eastman Kodak con la academia de Cine para que la sede de los Oscar llevara su nombre asciende a más de 30 millones de dolares, una gran suma que la empresa es incapaz de asumir después de que el pasado enero anunciase  la quiebra. La compañía, que tiene más de un siglo de historia y sede en Nueva York ha señalado que realizará importantes cambios en su estrategia, enfocándose en el ámbito digital.

Los preparativos para la gala de los Oscar 2012 siguen su curso y es que la ceremonia se llevará a cabo en este mismo emplazamiento el 29 de febrero, aunque se espera que adopte el nombre de otro patrocinador y no cabe duda de que serán muchas las compañías que se intenten llevar este gran escaparate en pleno bulevar de Hollywood.

Podéis ver todos los nominados pinchando en este enlace.