Era uno de los grandes interrogantes a la hora de llevar a cabo una más que asegurada secuela, a raiz del gran éxito que ha tenido esta divertida comedia que el próximo domingo podría llevarse el Globo de Oro como la Mejor Película de comedia o musical en la gala que presentará el humorista Ricky Gervais.

Y lo cierto es que Paul Feig, su realizador, está ocioso tras abandonar la tercera entrega de Bridget Jones debido a diferencias creativas con el estudio lo que sería una gran oportunidad para ofrecer la misma calidad y buen humor del que gozó la primera parte. Veremos si el resto de actrices de la cinta original se unen también en la secuela.