Despues de un mes de votaciones ya tenemos los resultados finales y podemos anunciaros el juego del año 2011, honor que recae en la aventura en tercera persona L.A Noire, protagonizada por el detective de homicidios Cole Phelps.

Los Cinco primeros puestos se han quedado así:

1 – L.A. Noire         20%
2 – Assassin’s Creed: Revelations 18%
3 – Uncharted 3: La traición de Drake 15%
4 – The Legend of Zelda Skyward Sword 13%
5 – Batman Arkham City 8%

En tercera posición encontramos Uncharted 3 La Traición de Drake, la tercera de las aventuras de Nathan Drake que regresa una vez más en exclusiva para Ps3 en una aventura cargada de acción, exóticos entornos y un argumento de película, recuperando el espiritu de las dos primeras entregas y potenciando la jugabilidad de forma exponencial.

En segundo lugar y en una pugna constante por hacerse con el primer puesto destaca Assassin’s Creed Revelations, el desenlace en la trama argumental de Ezio Auditore y nuevo capítulo de la franquicia de Ubisoft con un modo multijugador heredado de ‘La Hermandad’ y que ofrece una experiencia de juego asombrosa.

En primer lugar y recibiendo el honor de ser nombrado el juego del año por decisión vuestra descansa orgullosamente L.A Noire una de esas experiencias de juego que dejan marcado al jugador por ofrecer un argumento tan bien hilvanando que es capaz de enganchar al jugador desde el principio hasta su emocionante final.

La obra del desaparecido estudio Team Bondi se convierte en la más original y aclamada del año y es que L.A Noire es mucho más que un juego. Es una experiencia cinematográfica como pocas que viene acompañada de una banda sonora exquisita y de un apartado gráfico soberbio, con especial atención a los rostros humanos, más expresivos que nunca.

Una aventura en la que iremos ascendiendo progresivamente enfrentándonos a casos cada vez más complejos todos ellos relacionados con el pasado de nuestro protagonista, que sirvió en las fuerzas armadas en la Segunda Guerra Mundial y cuyos recuerdos se van mostrando mediante descoloridos flash back.

En suma, una obra maestra que os recomendamos encarecidamente y que no debéis perderos.