european-flag-mobileLa Comisión Europea ha puesto a desarrolladoras y distribuidoras de juegos en su sitio al afirmar que si un juego incluye micro-transacciones, no puede promocionarse como gratuito:

«Los juegos anunciados como ‘gratuitos’ no deberán confundir a los consumidores en lo relativo a su auténtico coste y no deberán contener exhortaciones directas a los niños para que compren artículos del juego o persuadir a un adulto de que compre esos artículos por ellos».

«Los consumidores deberán estar adecuadamente informados sobre los pagos de las compras y no deberán recibir cargos a través de las opciones por defecto sin el consentimiento explícito del consumidor.»

Se pone fin así a un período de abusos y descontrol en este campo, que afecta sobre todo a los móviles.