Una de las cadenas de tiendas de videojuegos más importantes de Europa y con gran presencia en nuestro país, lleva varios meses sufriendo los estragos de la crisis económica, sobre todo en Reino Unido donde se encuentra la empresa matriz, que esta mañana ha visto como sus acciones bajaban por debajo de 1 penique, lo que significa una caída del 99% del valor de hace 10 años.

Respecto a las tiendas en España la compañía siempre había adoptado una actitud reservada señalando que se trataba de un problema menor, aunque ya no cabe ninguna duda de que todo el entramado comercial se tambalea. La última en sumarse al carro ha sido GameStop, que ya ha hecho una oferta para adquirir todas las tiendas españolas.

Estaremos atentos a cualquier novedad que se produzca al respecto y que aclare la situación actual.