El juego original fue el fruto de un desafío planteado por los usuarios y Markus Persson conocido como ‘Notch’ logró completar el desarrollo de ‘minicraft’ en solo 48 horas.

Se trata de un juego en flash que crea escenarios de forma aleatoria mientras conseguimos recursos y construimos edificios para derrocar al temible Air Wizard.

Se confirma una vez más que el éxito de un videojuego no está ligado a un gran presupuesto sino que puede llegar solo con una buena idea y las herramientas adecuadas para llevarla a cabo. ‘Minecraft’ ha sido elegido por la revista TIME como el mejor juego del año.

Aun se desconoce el título oficial que llevará la secuela, que se espera vea la luz muy pronto.