Los enormes Fleet Carrier se aproximan a Elite Dangerous. Se trata de una actualización muy esperada por toda la comunidad del simulador espacial Elite Dangerous.

Los comandantes más experimentados están de enhorabuena; los esperados Fleet Carriers están a punto de entrar a la galaxia. Estas naves ofrecerán a los pilotos nuevas formas de disfrutar Elite Dangerous gracias a sus nuevas y múltiples posibilidades. ¿Serás un amigo de la galaxia y ayudarás a los viajeros que te encuentres, o serás un tirano y cobrarás a aquellos que necesiten tu ayuda?

Los Fleet Carriers serán la inversión más alta hasta la fecha y costarán 5.000.000.000 de créditos. Contarán con un solo dueño e incluyen 16 zonas de aterrizaje, de varios tamaños, para que los jugadores aparquen sus naves. Su espectacular motor las dotará con una distancia de salto de hasta 500 años luz.

Una vez adquiridos, los comandantes podrán elegir si quieren invertir añadiendo nuevos servicios, como muelles de reparación, estaciones de reabastecimiento de combustible, garajes de naves y mucho más. Por primera vez en Elite Dangerous, dentro de estas naves se podrá comerciar entre jugadores; los dueños de los Fleet Carrier podrán fijar tarifas sobre los tratos que se hagan dentro de sus Carriers para generar dinero y poder pagar los costes semanales de la nave. Mantener una nave de este tamaño requerirá de pagos semanales, que van desde equipo y mantenimiento, hasta el pago a la tripulación y la compra de Tritium, el nuevo combustible indispensable para mover estas mega-naves.

Los comandantes podrán personalizar desde dentro sus Fleet Carriers, adaptando estas majestuosas naves a su estilo de juego, pero también tendrán que planificar con cuidado el equilibrio entre los beneficios y los gastos que acarrearán. El comandante que supere un nivel de deuda determinado verá su nave confiscada y vendida por partes.

Su lanzamiento se realizará en dos fases beta y llegará definitivamente el próximo mes de junio. Podéis verlos en acción aquí: