La academia de cine española, con su presidente, Enrique Gonzalez Macho a la cabeza, ha dado a conocer una nueva normativa que atañe directamente a los actores noveles y que no ha estado exenta de polémica. A partir de la próxima edición, la vigesimo sexta, todos los interpretes deberán tener un minimo de edad de 16 años cumplidos con anterioridad al 31 de diciembre para poder ser nominados, optando así a la preciada estatuilla que abre las puertas de productores y realizadores para seguir trabajando en el septimo arte.

Esta nueva medida, ha sorprendido a propios y extraños dado que el historial de jovenes promesas de nuestro cine ha premiado magníficas interpretaciones que no tienen por que estar ligadas a una edad concreta.

Sin ir más lejos en la pasada gala fueron dos los actores, Marina Comas y Francesc Colomer que recogían sendos premios por Pa Negre como mejor atriz y actor revelación y contando con 9 y 11 años respectivamente. Según la academia el motivo es la complicada situación legal que se produce en torno a los menores de edad, dado que en el momento en que resultan ganadores automaticamente pasan a ser miembros de la academia con derecho a voto y se precisa de ellos una participación activa.

Afortunadamente no todos los cambios van a ser peor y se ha anunciado que la categoría Mejor película hispanoamericana cambiará de nombre, pasando a ser Mejor película Iberoamericana lo que permitirá que paises como Brasil o Portugal puedan participar también en la gran fiesta del cine español.