La polémica se ha desatado durante este fin de semana en las redes sociales a razón de unas declaraciones que Marta Sánchez ha realizado en el programa de Telecinco ‘Qué tiempo tan feliz’.

Resulta que la cantante se topó hace unos días con una manifestación espontánea de funcionarios en la calle Serrano, y se hizo circular por las redes (sin saber la veracidad de la información) que la artista llamó “hijos de puta” a los manifestantes por qué no la dejaban circular.

La artista ha querido aclarar esta informción a su pasó por el programa de Telecinco asegurando que ella nunca hizo algo así, que algunos manifestantes la asustaron y le rompieron el retrovisor y que se limitó a circular “a dos por hora” mientras los manifestantes aporreaban su coche.

El problema ha surgido con su posterior afirmación: “La manera de salir adelante no es jodiendo al prójimo sino trabajando”. Lo que muchos habían transformado en la frase “La situación se arregla trabajando, no manifestándose”, creando el enfado de miles de desempleados en nuestro país. Aún siendo sólo cierta la primera declaración, la artista ha sido blanco de miles de críticas en las redes sociales, por el poco apoyo a la situación que viven millones de españoles y a los manifestantes que luchan por sus derechos.