El saxofonista de 33 años Thomas Marth fue encontrado muerto en su casa de Las Vegas el pasado lunes con evidencias de suicidio, aunque la causa de la muerte no está confirmada. La prensa estadounidense lo ha descubierto hoy con gran pesar y la ciudad del pecado, lugar de nacimiento del artista, está de luto.

Pese a no ser un miembro principal del grupo, había trabajado con ellos en numerosas ocasiones, estando presente en la gira mundial de la banda entre 2008 y 2009 y participando en la grabación de los discos ‘Sam’s Town’ (2006) y ‘Day & Age’ (2008).

«Hemos perdido a Thomas. Nuestras oraciones están con su familia. Esta noche falta una luz en Las Vegas. Buen viaje, Tommy», escribió el grupo en su perfil de Twitter.

Descanse en paz.