Cuando solo han pasado cuatro meses desde el lanzamiento de la consola en España con un importe de salida de 250€ que se ha demostrado excesivo a todas luces, la compañía se ha visto obligada a recortar drasticamente el precio de su nueva portatil ante las bajas ventas, muy por debajo de las primeras estimaciones.

Con un catalogo inicial muy pobre y un efecto que no gusta a todos los públicos el estallido en ventas que se predijo no llegó a producirse jamás y ni siquiera la presentación en el E3 de inminentes lanzamientos logró encandilar al consumidor, que timidamente se decidido adquirir título como la revisión de Zelda: Ocarina of Time de Nintendo 64 u otros de corte más adulto como Resident Evil: The Mercenaries.

Todo ello ha sumido a Nintendo en la peor crisis de su historia que ha visto como sus usuarios más fieles se sienten indignados tras comprobar la rapida devaluación del producto, lo que ha visto minada la confianza de sus inversores y ha supuesto la perdida de más de 200 millones de dolares en acciones.

Para enmendar el error han presentado un programa para recompensar a los primeros compradores llamado Embajadores de Nintendo, que ofrecerá un total de veinte juegos gratuitos por descarga a los usuarios que conecten su consola a internet antes del 12 de agosto, fecha en que se hará oficial la cuantía de esta rebaja y hecho que inmediatamente ha disparado las ventas de consolas de segunda mano en Japón donde hasta un 30% de los usuarios considerán sentirse arrepentidos de haber adquirido la consola.

Este viernes podremos desvelar el nuevo coste de Nintendo 3Ds que algunos cifran ya en algo menos de un tercio y que podría rondar los 180€ lo que supone un descuento de 70€ sobre su precio inicial.