Hay quien no pierde la esperanza de volver a ver a Hal Jordan en la gran pantalla, haciendo uso de los increíbles  poderes que le confiere el anillo de la voluntad, en una secuela del film protagonizado por Ryan Reynolds en el papel protagonista aunque las cifras no dejan mucho margen para que finalmente se lleve a cabo.

Con un presupuesto que supera los 200 millones de dolares (sin contar los gastos de marketing y los costes de publicidad) una recaudación en EE.UU de solo 117 millones es considerada un batacazo comercial, que solo se ve reforzado por otros 100 millones logrados en el resto del mundo lo que apenas da para cubrir gastos.

A pesar de todo, Geoff  Johns, jefe creativo de la editorial DC cómics abre la posibilidad de que así sea:

«Todavía existe la esperanza de que finalmente podamos ver la segunda parte. Obviamente, uno espera tener una gran recaudación como la de Titanic, pero no siempre puede ser. Espero ver este personaje en una nueva película, y les garantizo que volvería ser de acción real»

Lo cierto es que en fechas previas a su estreno los ejecutivos de Hollywood ya se frotaban las manos augurando toda una trilogía dedicada a este personaje y a día de hoy ni siquiera está clara una secuela. En cuanto al film en si, es una cinta de acción entretenida, con algunos toques de humor y muchos efectos digitales (hasta el punto de que el traje del héroe está completamente realizado por ordenador) y goza de un final abierto (con escena tras los creditos) que deja la puerta abierta a una directa continuación.

Estaremos atentos a cualquier anuncio al respecto.