La nave espacial Prometheus surca el espacio profundo hasta dar con un misterioso planeta, en cuyo interior se esconden algunos de los secretos más oscuros del universo, ecos de una civilización perdida, que solo conserva su extraña arquitectura con grandes rostros anónimos esculpidos en piedra, que dan la bienvenida a la tripulación del crucero hasta las entrañas de un planeta sin nombre.

El legendario realizador Ridley Scott,que ha demostrado sobradamente su talento en el campo de la ciencia ficción con obras atemporales como son «Blade Runner» y «Alien: El octavo pasajero» regresa al universo de esos monstruos que tienen ácido en lugar de sangre, en una precuela de la franquicia  donde se explicarán algunos de los interrogantes que acumula la saga, como cual es el origen de esas criaturas.

Algo despierta el interés de los exploradores en la que hasta ahora se conoce como «la sala de la ampolla» con el mismo rostro inerte al fondo y una especie de niebla que rebota sobre la superficie curvada de una extraña arquitectura, que recuerda en gran medida a los sinuosos diseños alienígenas de la colmena de «Aliens El Regreso».

Respecto a la creación y desarrollo de los diversos entornos del film, Scott ya confesó al iniciar el rodaje que, si bien algunos de los decorados se construirán físicamente, no descarta el uso de efectos generados por ordenador, dado que en su opinión han evolucionado muchísimo desde que comenzó a trabajar en el cine allá por el año 77.

Pese a que desconocemos el motivo que arrastra a un grupo de hombres y mujeres a internarse en las profundidades y que andan buscando exactamente, no se puede negar que en todas estas imágenes se presiente un grave peligro, una tensión constante y palpable que se desprende de cada plano.

La última instantanea muestra a Chalize Theron e Idris Elba en el puente de mando del Prometheus, visiblemente preocupados parecen haber descubierto algo que escapa a nuestro control o hallarse ante una encrucijada en una trama que se mantiene en el más absoluto secreto, aunque su director ya ha desvelado que el final de la cinta, concretamente los últimos 8 minutos de metraje, conectarán intensamente con el «ADN» de Alien.

«Prometheus» llegará a los cines de todo el mundo el 8 de junio de 2012 en 3D.