Rebecca Black, tras el éxito cosechado en la red con su tema ‘Friday, quiere demostrar que vale para eso de cantar. Aun habiendo cosechado tanto seguidores como detractores, y medios que han calificado la canción como una de las peores de la historia, la joven está decidida a continuar su carrera para llegar a ser una artista seria y exitosa, y para ello ya se encuentra preparando su primer álbum.

Esta vez la joven quiere menos autotune, «sueno como un robot» ha confesado Black sobre su canción ‘Friday’. El video junto a la canción ha creado en muchas personas un odio hacia Rebecca, y le dedicaron toda clase de insultos e incluso llegaron a amenazarla de muerte. Pero ella no ha perdido la ilusión de ser una artista de éxito.

Rebecca tiene sólo 13 años y afirma que la mala acogida de Friday por parte de mucha gente solo le hizo llorar durante «una hora» porque según comenta está acostumbrada a que se metan con ella en el colegio y ha desarrollado una «coraza» ante los ataques. «Ahora me río de ellos», afirmó en una entrevista con Associated Press.

La joven se ha propuesto demostrar que no es sólo «la chica de Friday» y gracias a la gran popularidad ha conseguido contactos en el mundo de la música, y ha podido contratar a la manager musical Debra Baum. «No tengo duda de que Black tendrá éxito», afirmo Baum. «Para ser tan joven tiene mucha pasión y se compromete. Parece que aprecia que le concedan atención pero no le fascina. Es interesante».

El primer disco de Black contendrá, en principio, cinco canciones (una lenta, un medio tiempo y tres rápidas) y desde no tendrá tanto autotune. «Quiero que la gente opine sobre mi voz real. No me importa si les gusta o la odian, solo quiero oír su opinión», sentenció Rebecca.

Os dejamos con el que es por ahora su único tema: