1438219-rock_of_the_dead_superGénero: Simulador. Plataformas: Xbox 360 y PS3. Fecha de lanzamiento: 2009

Que el género musical ha experimentado una caída brutal en las ventas  hasta extinguirse prácticamente por completo, es un hecho, y lo es porque se ha exprimido al máximo su potencial, hasta convertirlo en un género vacío y hueco. Antes de que ese amargo final se produjese, algunas compañías intentaban ofrecer una pizca de originalidad y ese mismo es el caso que nos ocupa y que el estudio Conspiracy Entertainment llevó a cabo en «Rock of the Dead».

Cansados de utilizar la guitarra solo para pulsar botones sin más recompensa que la de no desafinar, esta aventura nos propone salvar el mundo de una invasión alienígena a gran escala mientras pulsamos las notas que llevan los enemigos y vemos como sus sesos se desparraman por la pantalla al compás de la música de Rob Zombie.

El protagonista, a quien presta su voz el actor Neil Patrick Harris (Como conocí a vuestra madre) , está charlando con su abuelo junto al parque de caravanas donde vive, cuando empiezan a caer una serie de meteoritos del cielo que convierten a la gente en zombies descerebrados y solo tu guitarra parece surtir efecto ante la plaga que se cierne sobre la ciudad.

Así comienza una aventura que nos llevará desde el parque de caravanas a las alcantarillas, las calles de nuestra ciudad natal, los túneles del Metro, la estación de Radio, la iglesia y el cementerio, una mina abandonada o la nave nodriza alienigena entre otros muchos entornos, hasta dar fin a este maquiavélico plan que amenaza a toda la humanidad y cuyo deselace podemos elegir personalmente entre los dos finales de que consta el juego.

08Cada vez que completamos una fase nos enfrentamos a uno de sus gigantescos jefes finales, que van desde el TrailerSaurio, un cangrejo descomunal, un cocodrilo que ha mutado por la infección alienígena o una nave espacial que no duda en arrojarnos vacas abducidas en un vano intento por frenarnos.

Es en estos momentos cuando el escudo o la onda explosiva (poderes que recargamos al eliminar adversarios) resultan sumamente útiles para salir indemnes.

Gracias a la traducción de los textos al español, no perdemos detalle del argumento y las continuas bromas y comentarios de su protagonista, aunque el juego no ha salido de EE.UU. Es la razón por la cual solo los poseedores de una Playstation 3 podrán hacerse con el (disponible por unos 30€) aunque también vio la luz en Xbox 360 en su país de origen.

El aspecto gráfico del juego es muy bajo en términos generales, aunque el diseño de los enemigos y el ácido humor del que hace gala la aventura, hacen que se pasen por alto esos detalles.

Aunque solo tenemos que encargarnos de la guitarra o la batería (es compatible con cualquier marca) porque es similar a un arcade sobre raíles, la gran variedad de situaciones y su larga duración, hacen que el aspecto técnico pase por alto.

Una vez completamos el modo historia (en solitario o en modo cooperativo para 2 jugadores) desbloqueamos una serie de desafíos que nos retan a soportar una oleada de enemigos tras otra en 2 escenarios exclusivos y podemos ver los diseños del juego en el apartado de Extras

Nota-Analisis-8Veredicto:

«Rock of the Dead» fue el último intento de renovar un género que agonizaba y pese a sus carencias, es único en su estilo y totalmente recomendable.

Además, el juego puede completarse al 100% con el Dual Shock 3 lo que además facilita el conseguir algunos de los trofeos más difíciles.

Lo mejor:

+ Largo y variado, incluye muchos niveles y enemigos distintos.

+ Modo cooperativo. Aunque no ha salido de EE.UU está subtitulado al español.

+ La voz de Neil Patrick Harris y su sentido del humor.

+ Dos finales distintos. Podemos jugar con guitarra o mando. Banda sonora de Rob Zombie.

Lo peor:

– Apartado gráfico poco ambicioso. Puede hacerse repetitivo. Le falta variedad musical.