Tras el devastador golpe que sufrió la seguridad interna de la compañía la pasada primavera, y la consecuente perdida de confianza de los usuarios parecía que finalmente Sony había dejado atrás ese mal momento y que el servicio volvía a gozar de normalidad pero hoy mismo se ha detectado una nueva intrusión.

El jefe de seguridad e información de la compañía Philip Reitinger ha declarado a través del blog oficial de Playstation:

«Aproximadamente, en 93.000 cuentas en todo el mundo ( de las que 60.000 serían de de PSN y SEN, y 33.000 de SOE) han tenido éxito los ataques para verificar los usuarios y las contraseñas respectivas. Por eso, hemos suspendido esas cuentas temporalmente».

Reitinger confirma que «sólo una pequeña fracción de estas 93.000 cuentas han mostrado mayor actividad antes de ser suspendidas», por lo que los datos bancarios están a salvo.

«Aprovechamos esta coyuntura para recordar a los consumidores la cada vez más común amenaza de actividad fraudulenta en la web, además de la importancia de tener una contraseña fuerte y tener un nombre de usuario y contraseña no asociado con otros servicios o páginas online».-concluye el comunicado.

Estaremos atentos a cualquier nueva declaración que se produzca al respecto.