La desarrolladora nipona autora de las sagas “Final Fantasy” o “Kingdom Hearts” entre muchas otras ha declarado que realizará una donación por valor de 100 millones de yenes sumándose así a otras compañías como Namco Bandai, Sony o Nintendo que tratan de sacar adelante una nación devastada por el terremoto y tsunami que el pasado 11 de marzo arrasó parte de la costa e interior de un país que vive su peor crisis  desde el final de la segunda guerra mundial.

Además con ayuda de la Cruz Roja Japonesa ha elaborado un fondo para que sus empleados puedan contribuir mientras que los usuarios de sus juegos pueden hacerlo mediante la moneda de cambio de sus juegos o Crysta.

Cuando el gobierno nipon hizo un llamamiento a la población para intensificar el esfuerzo de ahorro de energía Square-Enix fue una de las primeras corporaciones en sumarse con el cierre de los servidores de Final Fantasy XI y XIV .