El famoso DMC Delorean popularizado por la trilogía de Robert Zemeckis ha vuelto a ser noticia por una buena causa, y es que el modelo que se utilizó en la tercera entrega,  ha sido subastado con gran éxito.

Parte de las ganancias irán destinadas a financiar la Fundación Michael J. Fox y su lucha contra el Parkinson, una enfermedad que afecta millones de personas en todo el mundo.